IMPUESTOS

El Concello de Arnoia aprueba una rebaja del 10% en el IBI

Además tendrán bonificaciones las viviendas sociales, familias numerosas, balneario y residencia

La Casa Consistorial del Concello de Arnoia.
La Casa Consistorial del Concello de Arnoia.
El Concello de Arnoia aprueba una rebaja del 10% en el IBI

El pleno de Arnoia acaba de aprobar una rebaja del 10% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para todos los vecinos del municipio, que entrará en vigor en 2018. Además, a partir de ese año también habrá bonificaciones de un 25% a mayores para los residentes de las 35 viviendas de protección oficial de la "vila termal"; las familias numerosas que tendrán un descuento del 50% y también se beneficiarán con un 30% sobre la cuota íntegra aquellos inmuebles que sean declarados de especial interés o de utilidad municipal, como es el caso del balneario y la residencia de mayores, a los que se les tiene en cuenta los puestos de trabajo creados.

El alcalde, Rodrigo Aparicio Santamaría, declaró que la rebaja y bonificaciones al IBI se aprobaron una vez realizada la regularización catastral. "Fixemos un estudio pormenorizado e pensamos que é o momento de rebaixar este imposto para axudar aos veciños na súa situación económica", apunta el regidor, recordando que este impuesto permanecía congelado desde el 2008.

Por ese concepto, el Concello ingresa 180.000 euros al año, y una vez aplicada la rebaja, las arcas municipales verán reducidos los cobros en aproximadamente 30.000 euros.

No obstante, las autoridades municipales tienen en cuenta que "o Concello está nunha boa situación económica, e unha vez regularizado o catastro, pensamos que podemos aplicar esta rebaixa, importante para os contribuíntes, pero que ao Concello non lle vai supor unha gran redución nos ingresos".

En relación a la situación económica municipal, Rodrígo Aparicio Santamaría apuntó que el pasado ejercicio de 2016 se cerró con un superávit de 145.000 euros, que se destinarán a la ejecución de una serie de obras. Para ello, el pleno también aprobó una modificación de crédito por importe de 126.000 euros.

Electrificación, agua y mejores accesos

Una partida de 126.000 euros, con cargo al superávit de 2016, se destinará a la ejecución de varios proyectos. Por un lado, para mejorar la electrificación en el pueblo de Reza, con el fin de que disponga de mayor potencia y también para subsanar las deficiencias del alumbrado público. Otra obra consistirá en la dotación de abastecimiento de agua potable a la localidad de A Barca, en donde los vecinos se surten de un manantial público y pozos particulares. En la relación, también se contemplan mejoras en los accesos a fincas en Remiño y, además, el acondicionamiento del camino y sistema de riego en Nogueiredo. Otras obras menores completarán la partida destinada a estas mejoras, según apuntó Rodrigo Aparicio Santamaría, quien destacaba la bajada y bonificaciones del IBI: "poucos concellos aplican estas rebaixas".