HACIENDA

El Concello de Ribadavia cerró el año 2016 con un superávit de 426.000 euros

El concejal de hacienda afirma que hay que buscar ayudas para el conservatorio y el servicio de deportes

El Concello de Ribadavia cerró el año 2016 con un superávit de 426.000 euros

El Concello de Ribadavia cierra el ejercicio económico de 2016 con un ahorro neto de 426.019 euros. El concejal de Hacienda, Javier Iglesias Sendín, daba cuenta ayer a la correspondiente comisión informativa de la cuenta general, destacando entre las cifras más significativas el referido superávit, que quedará en reserva para poder hacer frente a proyectos cofinanciados con otras administraciones. Según apuntó, es el resultado de la contención del gasto y mayores ingresos, ya que aunque no se subieron impuestos, existe un mayor número de contribuyentes. "Ademais ceñímonos ao que presupuestamos", matizó.

También se refirió el concejal al nivel de endeudamiento que bajó cinco puntos respecto al 2015 situándose en el 70,77% (el límite legal es del 110%). Javier Iglesias calificó los datos como "moi positivos" y espera continuar con la misma tendencia durante este año hasta llegar a un nivel de endeudamiento del 57,67%. Para ello, se plantea tres objetivos imprescindibles para lograrlo. Señala que Ribadavia no puede bajar de los 5.000 habitantes y que hay dos servicios que están suponiendo una gran carga para las arcas municipales. 
Se trata del Conservatorio de Música, que cuesta 180.000 euros al Concello, por lo que es necesario buscar ayuda económica en otras instituciones; y el servicio municipal de deportes, que supone un desembolso de 120.000 euros anuales, con independencia de las tasas que pagan los usuarios, por lo que hay que plantearse otras formas de gestionarlo, según indicó el responsable de Hacienda.