O RIBEIRO

La Cooperativa prevé recoger este año un 20% menos de uva

Los hongos son los causantes de la merma y la previsión de la recogida ahora es de 4 millones de kilos

Un grupo de operarios descarga uvas blancas en la Cooperativa Viña Costeira
Un grupo de operarios descarga uvas blancas en la Cooperativa Viña Costeira
La Cooperativa prevé recoger este año un 20% menos de uva

La Cooperativa Vitivinícola do Ribeiro, Viña Costeira, verá reducida en un porcentaje de al menos un 20% su cosecha de uva en la presente vendimia con respecto a 2015, y que esta semana dio comienzo de forma generalizada entre sus socios. Así, la bodega más importante de la Denominación de Origen, con unas 500 hectáreas en producción, abría ayer sus instalaciones, ubicadas en la localidad ribadaviense de Valdepereira, a la descarga de las primeras uvas de clase autóctona y también de las variedades jerez y alicante, si bien el sábado y domingo pasados ya recibió algunas aportaciones de fruta que se encontaba más madura.

Los responsables del departamento técnico de Viña Costeira apuntan que en los viñedos que son propiedad de la bodega (unas 50 hectáreas) la cantidad recolectada entre el lunes 19 y el miércoles 21 de septiembre supone un 20% menos que la correspondiente a la campaña de 2015, pasando así de los 200.000 a los 160.000 kilos, aproximadamente.

"La lluvia que se mantuvo continua entre los meses de primavera y hasta el mismo junio causó daños en la floración de las vides, afectando a todas las variedades, pero, en especial a la treixadura", señala Susana Gulín, técnica de la bodega. Por otra parte, una reducción similar se prevé en la cantidad de uva que depositan los 600 asociados en un total de 450 hectáreas de cultivo, "que puede llegar hasta un 25% con respecto al año pasado dependiendo de la variedad", indica la experta.

En este sentido, añade que, además del mildiu provocado por la humedad, el hongo de la botritis también tuvo un desarrollo importante a partir de las recientes lluvias registradas en este mes de septiembre, afectando sobre todo a las variedades treixadura y albariño. En consecuencia, del volumen global de 5 millones de kilos de uvas blancas y tintas que fueron recogidos en la campaña de 2015, se pasará este año a unos 4 millones, según los datos estimados.

Sin embargo, las uvas que están llegando desde ayer a Viña Costeira presentan un buen estado sanitario, que los técnicos confían se mantenga a lo largo de toda la vendimia. Un periodo de recolección que no finalizará hasta el primer domingo de octubre, según el desarrollo previsto por los responsables de la cooperativa.