PATRIMONIO

Ridimoas ultima la reparación de un molino de origen medieval

los trabajos hechos esta semana fueron el levantamiento de paredes y el tejado, y la retirada de basura del interior

Ridimoas ultima la reparación de un molino de origen medieval

La asociación ecologista Ridimoas trabaja en la finalización de la obra de reparación de uno de los dos molinos de origen medieval con los que cuentan dentro de su bosque. Durante las últimas semanas, los voluntarios se dedicaron a levantar y enderezar las paredes y a asegurar el tejado. Además, eliminaron restos de basura acumulada en su interior durante décadas. En los próximos días se finalizarán las actuaciones, aunque ponerlos en funcionamiento es algo que la asociación todavía no contempla. 

Un grupo de voluntarios, bajo la coordinación de un escultor, iniciaron la restauración en el mes de septiembre. Los dos molinos se encontraban en la parcela de cerca de nueve hectáreas que adquirió la asociación a principios de año. Las tareas comenzaron con la limpieza del canal de entrada de agua a las instalaciones, tupida a causa del arrastre de las lluvias del otoño. También se llevó a cabo una reposición y montaje de las piedras de soporte de la cabecera, utilizando un sistema artesano de poleas por el elevado peso.