UNIVERSIDAD

El Campus se reactiva con el despegue de Aeroespacial como gran desafío

Con el 85% de sus más de 4.500 plazas cubiertas, arranca el primer curso universitario de la etapa liderada por Esther de Blas

El edificio del Campus da Auga, clave en el curso que comienza hoy.
El edificio del Campus da Auga, clave en el curso que comienza hoy.
El Campus se reactiva con el despegue de Aeroespacial como gran desafío

Tras el período vacacional, el barrio de As Lagoas, en la ciudad de Ourense, recuperará hoy el ajetreo habitual que proporcionan los centenares de jóvenes que se han decantado por Ourense para sus estudios universitarios. Se reactiva, de esta manera, la actividad en el Campus, un curso diferente a los anteriores, ya que se convierte en el primero del nuevo equipo directivo de la Universidad de Vigo que salió de las elecciones celebradas en abril para poner fin al mandato de Salustiano Mato y, en Ourense, de Virxilio Rodríguez.

La responsabilidad recae ahora en el rector Manuel Reigosa y en Esther de Blas, la persona designada como vicerrectora de un Campus que tiene un gran desafío para los próximos nueve meses, que no es otro que conseguir el despegue de la "titulación bandera" ourensana, que no es otra que el grado de Ingeniería Aeroespacial, en su tercer año de vida en el Campus, un momento clave ya que el medio centenar de alumnos se debe decantar por una rama específica.

"Temos grandes retos por diante, pero hai cuestións prioritarias", destaca Esther de Blas, que está "muy satisfecha" de los datos de la matriculación para el curso que arranca hoy, ya que a falta de los últimos períodos para hacerse con un hueco (está pendiente de celebración la convocatoria de septiembre de la vieja selectividad), está cubierta aproximadamente el 85% de las alrededor de 4.600 plazas que ofrece el Campus ourensano.


Contrarreloj


El quid de la cuestión en Aeroespacial está en que, en estos momentos, todavía no está cubierta la plantilla de profesorado especializado para las asignaturas de tercer curso, pero tampoco el lugar físico donde deben realizar la actividad práctica, ya que los laboratorios ni siquiera se han empezado a equipar.

El compromiso es tenerlo todo listo antes de 15 de diciembre, pero las obras no podrán comenzar hasta que se resuelvan los distintos procedimientos abiertos para contratar los trabajos, en los que se invertirán alrededor de 1,2 millones de euros.

"Estamos en condicións de cumprir o prometido porque estamos a rematar cos concursos", garantiza la vicerrectora ourensana.

Todos esos laboratorios se ubicarán en el nuevo edificio del Campus da Auga, un inmueble que permanece vacío a día de hoy y que impedirá también completar la mudanza de todos los servicios administrativos, otro de los objetivos del equipo directivo. El equipamiento y el mobiliario de la nueva sede central debería estar también listo a mediados de diciembre, ya que sigue pendiente de contratarse.

Varios espacios del nuevo edificio serán también claves para apuntalar el trabajo de los grupos de investigación con los que cuenta el Campus, más de una treintena.


Atracción


Con cuatro solicitudes por plaza, Aeroespacial se sitúa entre las titulaciones más demandadas de todo el sistema gallego, pero no es la única con capacidad de atracción en el Campus, ya que el curso arranca con 10 de los 17 grados sin posibilidad de nuevos ingresos, al haber cerrado su cupo.

Desde la Vicerrectoría "subliñan" el trabajo realizado por la Facultad de Historia. "As titulacións de Humanidades sempre teñen maior dificultade na captación de alumnado pero toda a Facultade, coa súa decana –Susana Reboreda– ó fronte, fixo un gran traballo", comenta De Blas.