FORMACIÓN - SALUD

El CHUO despide a los 38 residentes del último año

El centro de salud de Valle Inclán acogió el acto de clausura con los nuevos especialistas

El CHUO despide a los 38 residentes del último año

El Complexo Hospitalario Universitario de Ourense despidió ayer a los 38 residentes que terminaron este año su formación. El acto de clausura, celebrado en el ambulatorio de Valle Inclán, contó con la presencia de Dionisio López Bellido, gerente del CHUO, y Rodrigo Gómez Ruíz, director del Área de xestión do coñecemento e o talento de la Axencia Galega para a Xestión do Coñecemento en Saúde (ACIS), que entregó las certificaciones a los nuevos especialistas.

 

 

El coruñés Pablo López Mato, de 30 años, se decantó por Medicina Interna. "En las prácticas de verano en 2º de carrera me mandaron al hospital de A Coruña. Me quedé encantado y supe ya lo que quería hacer". Después de cinco años formándose en Ourense, ha sido contratado en Medicina Interna del CHUO. Su compañera de profesión Carla González, de 28 años, prevé quedarse en urgencias hospitalarias del citado hospital después de cuatro años de formación en Médico de Familia. "Estoy muy tranquila. Ahora mismo, el futuro laboral pinta bastante bien. Somos unos afortunados en este sentido", indica la ourensana.

La duración de la residencia oscila entre dos y tres años en el caso de enfermería, pero puede llegar a los cinco años en especialidades quirúrgicas y medicina interna. Precisamente, la Comisión de Docencia de Ourense lleva 40 años formando especialistas.