INVESTIGACIÓN

Dos detenidos por cultivar marihuana en una vivienda de la Sainza

Intervenidas a los detenidos 84 plantas que crecían en una vivienda con la electricidad pirateada

Dos detenidos por cultivar marihuana en una vivienda de la Sainza

Dos hermanos, Julio y Carlos G.C., de 46 y 42 años, respectivamente, fueron detenidos ayer por agentes del Cuerpo Nacional de Policía tras intervenirles en la vivienda de uno de ellos, situada en el número 17 de la rúa Nosa Señora da Saínza, ochenta y cuatro plantas de marihuana que estaban en pleno crecimiento.

Los agentes comprobaron que ambos tenían la vivienda equipada con focos caloríficos, filtros para evitar que el olor que desprenden las plantas llegase al exterior, sistemas automáticos de riego y de humedad.  También descubrieron que tenían un enganche ilegal en la red general del suministro eléctrico, a través del que pirateaban la energía eléctrica para el funcionamiento de todos estos aparatos.

Los dos hermanos, que carecen de antecedentes penales, permanecían ayer en los calabozos de la Comisaría a la espera de prestar hoy declaración en el juzgado como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

Los hechos que motivaron la detención comenzaron el pasado día 23 de octubre, cuando los policías fueron alertados por un particular de una posible plantación de marihuana en la citada vivienda dado que se percibía un fuerte olor de esta droga en el exterior.

Los agentes del Grupo de Estupefacientes montaron guardia a partir de esa fecha en el inmueble, comprobando como efectivamente en la entrada del inmueble y en la propia vía pública olía a marihuana. Los investigadores también observaron que la vivienda sospechosa tenían una persiana continuamente bajada.  Al mismo tiempo solicitaron la colaboración de técnicos de Gas Natural, que comprobaron que los dueños de la vivienda estaban pirateando el fluido eléctrico.

Los agentes solicitaron ayer el apoyo de sus compañeros de la Unidad de Prevención y Reacción para entrar en la vivienda y descubrir la plantación. 

Segunda redada contra el cultivo de droga en un mes

Los dos detenidos tenían habitaciones en el piso destinadas, según fuentes policiales, al cultivo de marihuana, secado y preparación para la venta. 

La  Policía entró en la vivienda justo cuando hace un mes de otra operación antidroga, que conllevó la detención de tres ciudadanos chinos tras intervenirles  un total de  3.856 plantas de marihuana en una nave industrial sin actividad, situada en la calle número cuatro del polígono industrial de San Cibrao. En este caso, los detenidos también tenían sistemas de riego, calefacción y para generar humedad, así como filtros contra los olores.

Los agentes de estupefacientes también intervinieron a mediados del pasado mes de abril plantas de marihuana (23 en crecimiento y otras tantas ya secas), en otro piso de Mariñamansa.

El cultivo de marihuana en la provincia aumentó significativamente en los últimos cinco años ante la fuerte demanda que hay en el mercado, según fuentes policiales. Los policías intervinieron a principios de año otro millar de plantas en una vivienda del municipio de Cualedro.