LOTERÍA DE NAVIDAD

El sábado, todo al 8 y al 13

En menos de una semana, los bombos de Loterías desvelarán si Ourense ha sido agraciada con el gordo de Navidad. De momento, las colas son las protagonistas en las distintas administraciones, con el 13 y el 8 como estrellas.

Gente entrando y saliendo de una administración de lotería en el Jardín de O Posío este sábado.
Gente entrando y saliendo de una administración de lotería en el Jardín de O Posío este sábado.
El sábado, todo al 8 y al 13

A escasamente seis días del gran sorteo lotero del año, las colas se van haciendo cada hora más largas en las distintas administraciones y el abanico de números entre los que elegir cada vez menor. Quien más, quien menos, todos nos apuntamos a esta cita que abre la Navidad, sea con la esperanza -casi siempre vana, en Ourense sólo tocó el gordo una vez, en 2008- de ver incrementado nuestro patrimonio o por el simple hecho de compartir esa pizquita de ilusión con algún amigo/a o ser querido. Sea como sea, este año Loterías del Estado tiene consignados para la provincia de Ourense un total de 77.711 billetes que se traducen en 15.542.220 euros; lo que es decir, 49,87 euros por habitante.

"Dependemos mucho de lo que nos devuelvan tanto asociaciones como grupos o empresas", explica David Álvarez, que regenta la administración número 6 de la ciudad. "De momento, podemos decir que estamos vendiendo como el año pasado; como mucho, una pizca más", señala.

Gloria Rodríguez Cantón, de la administración número 10, apunta, por el contrario, que "aunque estos son los días fuertes y se incrementarán las ventas, creo que han bajado respecto al año pasado". Los números más pedidos tradicionalmente "son los acabados en 5, 7, 13 o 69, y este año,como estamos en 2018, la terminación en 18", señala David Álvarez, que avanza que "el 13, el 15, el 17 ya no los da la máquina y sólo los tenemos físicamente; y en el caso de las terminaciones 5 y 7, ya no los tenemos ni en  papel".

Las motivaciones son variadas. "Desde la fecha de una boda hasta la de un nacimiento; hay una persona que me pide el número de la lápida de la madre, que creo que es el 116... y después está quien coge el que ve en el momento", señala David Álvarez, mientras le pide un cliente "lotería de Sevilla".

El lotero explica: "Es que hay un grupo de ferroviarios que tradicionalmente, de tiempos inmemoriales, juegan a un número de lotería de esta ciudad que les venía por ferrocarril y a veces lo recogían en La Guardesa, otras en el estanco y en ocasiones aquí". Pero ya no le queda este año. El resto de números también están contados; hay que darse prisa, la suerte espera.