Eroski y El Corte Inglés sufren nuevos reveses para instalarse

Ambas empresas reafirman su interés por desembarcar en la ciudad pero las trabas urbanísticas continúan dilatando las dos inversiones

Zona de A Farixa en obras para Eroski, en junio del 2011.
Zona de A Farixa en obras para Eroski, en junio del 2011.
Eroski y El Corte Inglés sufren nuevos reveses para instalarse

La ciudad y su entorno siguen despertando interés para los grandes operadores comerciales, pero el galimatías del plan de urbanismo aleja las inversiones. El Corte Inglés y Eroski siguen teniendo interés por desarrollar sus proyectos en Mariñamansa y A Farixa, respectivamente, pero la ausencia del PXOM lo impide. De hecho ambas actuaciones están paralizadas por trabas urbanísticas.

Eso no supone que estas apuestas empresariales estén olvidadas en un cajón. "No existe ninguna novedad, salvo la ya conocida de que esa actuación mientras no se apruebe el plan general no se puede llevar adelante", dice José Cudeiro, concejal de Urbanismo en relación a El Corte Inglés. Por lo que se refiere a Eroski, la semana pasada recibió un nuevo revés municipal a su pretensión de recuperar el centro, paralizado desde el año 2011.

Fuentes cercanas a El Corte Inglés confirman que el gigante de la distribución mantiene intacto su interés por llegar a Ourense, pero urbanísticamente tienen no solo el problema de la ausencia de planeamiento, sino también que la Confederación Hidrográfica ha puesto reparos a la urbanización de la superficie en la que se construiría el centro ya que afectaría a un arroyo que atraviesa la finca.

Eso ha obligado a realizar una nueva propuesta, incluso un nuevo encaje del centro comercial dentro de la parcela, pero eso requiere ahora que el equipo redactor del PXOM lo incorpore en el documento y, lógicamente, se apruebe. Por lo tanto, la solución tardaría "incluso años", según fuentes conocedoras de la operación.

Por su parte, la recuperación del espacio comercial promovido por Eroski tampoco está para prisas. José Cudeiro confirma que sus promotores "sí que han mostrado interés en recuperar la actuación y hemos tenido ya varias reuniones". Sin embargo, "tienen el mismo problema que El Corte Inglés al haberse anulado el plan general del 2003 y la posterior ordenación provisional", recuerda el concejal de Urbanismo.

La semana pasada el Concello puso un nuevo reparo al proyecto del grupo vasco ya que la junta de gobierno denegó los estatutos y bases de actuación del polígono del suelo urbanizable en el que estaba prevista la inversión en O Fonsillón-A Farixa. Cudeiro asume que "si no existe plan general que les ampare, pues el plan de 1986 vigente no permite esa actuación, no se puede aprobar".

Soluciones

El Concello y las empresas que promueven las inversiones se topan siempre con el mismo problema: no hay suelo calificado para los centros comerciales. Por lo tanto, hasta que el pleno ratifique el PXOM no hay nada que hacer, salvo que se opte por modificaciones puntuales sobre el existente, un trámite que descarta en estos momentos el gobierno municipal.

El edil de Urbanismo aduce que el cambio puntual "llevaría más tiempo que aprobar el actual plan que está en tramitación y que estaría igualmente supeditado a la votación en pleno". Es decir, la misma minoría que padece el gobierno para sacar adelante el plan urbanístico la sufriría para aprobar las modificaciones puntuales que facilitasen estas inversiones. n