ENTREVISTA

José Luis Campo: “La vida en Benposta transforma, los sueños se hacen realidad"

Empezó en Benposta siendo niño, conoció al Padre Silva antes de que se fundase el circo y se encontró con algo que define como una "fantasía".

Campo Rodicio presentará un libro y un vídeo sobre Benposta en el Liceo.
Campo Rodicio presentará un libro y un vídeo sobre Benposta en el Liceo.
José Luis Campo: “La vida en Benposta transforma, los sueños se hacen realidad"

José Luis Campo Rodicio, conocido como "Pequeno", ya no abandonó esa vida que más tarde le llevaría a participar en el proyecto de Colombia, donde, desde el año 1974, colabora con un proyecto del que es coordinador y que le lleva a presentar esta tarde, a las 20,00 horas, en el Liceo, el libro y vídeo "Tejiendo sueños". 

¿Recuerda el inicio?

El circo era una invasión de alegría, esperanza y vida que contagiaba especialmente a los niños. En esa realidad, en Colombia, hay niños que tenían la calle como referencia, jóvenes, estudiantes y colegios ven en Benposta, una apuesta por una sociedad más justa donde los niños tuvieran un rol fundamental. El mismo gobierno crea las condiciones, nos ofrece una finca y apoyo económico. Al final no cumple pero ya había unos niños entusiasmados. Así nace. 

Están trabajando en el proceso de paz, ¿Cómo influiría en que se llegase a un acuerdo?

Muchísimo, Benposta no es solo acompañar a niños y niñas, ha formado parte en otros proyectos Yo formo parte de la mesa técnica, trabajando en la salida de los niños que están en las FARC, llevamos desde el mes de mes de mayo trabajando en propuestas pedagógicas. Es una esperanza, pero se tienen que resolver las situaciones estructurales de las regiones. Si no va a ser difícil, la esperanza que tengo es la implementación de los acuerdos. Eso va a implicar cambios, desarrollo, redistribución de la tierra y una serie de garantías para los niños y las niñas. 

Pero el pueblo dijo que no...

Sí, yo estuve en Cartagena, invitado por el gobierno, fue algo emocionante. Lamentablemente, muchos estaban tan seguros que estaba ganado que no salieron, hubo problemas climatológicos pero curiosamente nada más ganar el no, todos se lanzaron a la calle a exigir que avanzase el proceso. Había temor a que se levantase el alto al fuego y se volviese a la guerra. Hay grandes avances en el segundo acuerdo, aparecen cosas que no estaban claras de forma más explícita.

El libro es de una periodista.

Lo escribió Silvia Arjona, una periodista extremeña a la que contratamos para escribir el libro. Lo hizo a partir de relatos de vida, de historias de niños y adultos. Hace una lectura muy interesante de lo que son los entornos protectores. Habla de la cultura del país, la situación nacional, hay una parte muy bonita dedicada a Buenaventura. Además se complementa muy bien con la película. Mañana va a ser una experiencia para mí, encontrarme con todos los muchachos y muchachas históricos. Poder compartir con ellos esto va a ser una experiencia extraordinaria.

¿Qué destacaría más del libro?

Es muy interesante. Tiene tres partes, primero te mete en ese mundo de entornos protectores, qué es Benposta y su metodología y apuesta política, lo hace a partir de historias trágicas de niños que llegan al proyecto, pero luego habla de sueños y de como la vida diaria en Benposta transforma y los sueños se hacen realidad. 

Habla de situaciones conflicto, si cesa, ¿cambiaría la misión?

Ojalá Benposta y las ONG desapareciéramos en algún momento, significaría que el problema está resuelto. Lamentablemente, nunca hemos recibido tantos niños amenazados como este año, y supuestamente llevan dos en un acuerdo de cese al fuego. Hay situaciones muy complejas de las que hablaremos hoy. Da la sensación de que se firma con las FARC y se termina el problema pero lamentablemente hay situaciones estructurales muy fuertes, no hay alternativas.