ARTE ET ALIA

Lola Beiras y J.L. Álvarez, cromática expresión

Crear un mundo: esta es la grandeza del artista. El de Lola Veiras, lleno de color, está de nuevo entre nosotros desde la Confederación Empresarial de Ourense.

Pormenor de la muestra de Lola Veiras en la CEO
Pormenor de la muestra de Lola Veiras en la CEO
Lola Beiras y J.L. Álvarez, cromática expresión

Crear un mundo: esta es la grandeza del artista. El de Lola Veiras, lleno de color, está de nuevo entre nosotros desde la Confederación Empresarial de Ourense. Vuelven así sus óleos a las paredes con la magia de su pincelada cálida y amplia, tras haberlas colgado hace tres años en la sala del edificio del Museo Municipal. Otro tiempo, otra luz, y mucha agua bajo los arcos del puente ha pasado... Desde entonces la pintora ha puesto cima a su actividad profesional, una trayectoria de carácter empresarial, reapareciendo ahora en el tejido cultural de la ciudad. Lo hace precisamente en aquel edificio e institución por el que luchó con otras pioneras del asociacionismo femenino, como Angelines Quintela. Así esta exposición es una suerte de reafirmación personal, mas también una vindicación de género. La muestra podría ser para el mundo de la CEO, tan dado a roles masculinos, una línea a transitar. Su apuesta a través del arte, con esta exposición femenina, es una luz que valoriza hacia ellos la mirada de la sociedad. Por ello las obras están desde la propia entrada, en las zonas públicas de los pasillos en torno al patio de columnas y escalera, despachos, salón de actos, sala de juntas... Con el título ‘El todo por partes’ es un mundo de artista, temático y técnico, y la vindicación de la tierra "en la que nací, me crié y vivo. Hay flores, ríos, cascadas, plantas... imágenes que se quedaron grabadas en mi cabeza y que intento transmitir con la pintura. No es comprometida, tan sólo expresa con mucho color lo que hay a nuestro alrededor", expresado con gruesos empastes de aire impresionista en sus conocidas cestas con hortensias, fiordos y cascadas, noches a la luz de la luna, camino helado, atardeceres en el entorno del río, y otros desde sus viajes, cerca del mar, o lecturas, en la estepa, tsunami... Una vitalista visión la de esta ourensana de Bouzas, Vilamarín, cuyas obras, que viste con significados marcos, están determinadas por la impronta de la naturaleza. 


José Luis Álvarez, en el Municipal


‘Alva’, pinta, como reconoce, ‘para pasármelo bien’, ahora ya jubilado, alejado del mundo de la delineación y arquitectura, pasión de toda la vida que lleva practicando en los últimos lustros. Desde una minuciosa labor con la línea en la base del ejercicio plástico, los colores son los protagonistas en las dos plantas del centro expositivo municipal.  Así en La pesca milagrosa.

 Su postura parte de "lo que mis ojos ven y mi imaginación dispara", y con las Meninas de Velázquez va más allá. En ella el gran artista sevillano-madrileño incluye cuadros de poderoso significado que Alva cambia para añadir los de sus pintores preferidos, Picasso, Miró, ante todo, mas también El Greco, Kandinsky y Dalí, Van Gogh, Rafael o Renoir. Lo que quizás desconozca es que la obra elegida de este le acerca a Veiras, pues también la ha utilizado. Asimismo, lo es el contar historias con una ingenuidad naif que Alva ha desarrollado mucho más, un camino temático ya, siendo Aldea un ejemplo relevante,.