INVESTIGACIÓN

Manuel Vázquez, gerente de frutas Mavaz: ambiciones y un incendio

El empresario ourensano detenido en la operación creció como la espuma en los últimos 13 años vendiendo fruta al por mayor. El incendio registrado en octubre en su almacén de Barreiros levantó sospechas. 

La tienda de Frutas Mavaz en la avenida de Buenos Aires. (M. PINAL)
La tienda de Frutas Mavaz en la avenida de Buenos Aires. (M. PINAL)
Manuel Vázquez, gerente de frutas Mavaz: ambiciones y un incendio

"Voy a levantar de nuevo el negocio, los trabajadores que tengo no van a quedar tirados en la calle". Estas son palabras del gerente de Frutas Mavaz, Manuel Vázquez, pronunciadas  en la tarde del pasado 14 de octubre tras el incendio que convirtió a cenizas su almacén y nave principal del negocio de venta al por mayor de  frutas, en el Polígono Barreiros.

Entonces, los 26 trabajadores que tenía en plantilla lo creyeron capaz de resurgir de las cenizas. Difícil para ellos pensar que su jefe acabaría siendo detenido por tráfico de drogas.

Manuel Vázquez conoce los entresijos del negocio de frutas, dado que le nacieron los dientes en las fruterías que regentaban sus padres en el barrio de A Ponte. Y también conoce a los proveedores y buscaba las mejores ofertas desde Murcia, pasando por Mercamadrid hasta Galicia. Su ambición en el mercado le llevó hace casi dos décadas a apartarse del negocio familiar y fundar su propia empresa, Frutas Mavaz, con la que llegó a competir durante unos años con su propia familia. En los últimos 13 años su crecimiento fue espectacular, abriendo prácticamente de forma consecutiva siete tiendas en el casco urbano ourensano, otra en A Valenza y una novena en Ribadavia, en las que colocaba la mayor parte de su mercancía. 

Su expansión comercial la llevó a cabo teniendo a su lado a un ecuatoriano, Jon, -fue detenido en la operación antidroga-, con el que intentó abrir mercado en toda la provincia. Pero la relación entre ambos se vio truncada hace unos siete años y su socio lo dejó, disponiéndose a abrir, sin éxito, sus propias fruterías. Tras el fracaso de su negocio en solitario, regresó a Frutas Mavaz, y estaba en el almacén el día en que se produjo el incendio, cuyo inicio generó numerosas dudas durante la investigación que llevó a cabo la Guardia Civil, que aún no estableció una causa.

Las 26 trabajadores que tienen la empresa abrieron ayer las tiendas y el almacén, aunque la afluencia de público no fue como en días anteriores, algo que atribuían a ser lunes, cuando hay menos ventas. Parte de los trabajadores se mostró preocupados por su futuro, pero tienen instrucciones de que acudan todos los días a sus puestos de trabajo hasta que se dirima el futuro de la empresa.


Investigación de la solvencia económica de la empresa


La Guardia Civil y Policía Nacional ya investigaron la solvencia económica  de la empresa. Los primeros cuando fue el incendio y los segundos antes de la operación antidroga. Los agentes no desvelaron cifras  sobre una posible deuda y el cobro de una compensación de la compañía aseguradora de la nave incendiada, cuyos daños el propio Manuel Vázquez calificó en 2.000.000 euros. Los trabajadores de Frutas Mavaz aseguran tener el pago de todas las nóminas al día.