TEMPORAL NIEVE

Centenar y medio de escolares no acudieron a clase en cinco colegios ourensanos

Los centro educativos de A Gudiña, A Mezquita, Ríos y Vilariño cerraron las puertas

Un quitanieves despeja la carretera de la nieve que se ha ido acumulando.
Un quitanieves despeja la carretera de la nieve que se ha ido acumulando.
Centenar y medio de escolares no acudieron a clase en cinco colegios ourensanos

La nevada impidió a 152 escolares acudir a clases en los colegios de Infantil y Primaria Laureano Prieto, en A Gudiña, con 69 alumnos afectados; el CEIP Augusto Assía, en A Mezquita, con 34 alumnos; el CEIP das Vendas da Barreira, en Riós, al que no acudieron 30 escolares, y el CEIP de Vilariño de Conso, en el que faltaron 15. Tampoco acudieron cuatro escolares a causa de la nieve al colegio Rodolfo Núñez Rodríguez de Vilardevós. Los menores residen con su familiares en las localidades más altas del municipio, que amanecieron cubiertas por un manto blanco.

Los escolares se quedaron en casa al no funcionar el transporte escolar. Los conductores optaron por no recoger a los niños ante el elevado riesgo de que la nieve y el hielo provocara un accidente, según dio a conocer la Consellería de Educación.

La falta de alumnado provocó que los colegios de A Mezquita, A Gudiña, Riós y Vilariño de Conso cerrasen sus puertas. El de Vilardevós mantuvo la actividad docente con los alumnos de la capitalidad municipal y los pueblos que no se vieron afectados por la nevada, según Educación.

La situación se podría repetir durante la jornada de hoy ante la nueva alerta amarilla por nieve en  las zonas altas de las provincias de Ourense y Lugo.  La Consellería de Educación dio instrucciones ante la presencia de nieve en las carreteras que se vuelvan a suspender las clases, dado que lo primero es garantizar la seguridad de los alumnos durante el traslado a cualquier centro educativo.

PLACAS DE HIELO

A la nieve hay que sumarle las placas de nieve, ya que que los municipios afectados volvieron a registrar ayer de madrugada temperaturas extremas. Una situación que se vienen repitiendo desde el pasado sábado. El termómetro descendió ayer en Xarés (A Veiga) hasta los menos cuatro grados, mientras que en la estación invernal de Manzaneda se registraron 4,2 negativos.

En zonas más bajas, caso de la localidad de Vilela (Verín), se alcanzaron los menos 1,8, los mismos que se registraron en Laza y en la estación meteorológica de O Invernadeiro (Vilariño de Conso).

La temperatura mínima en la madrugada de ayer en la ciudad fue de 4,6 grados centígrados, aunque no fue la más alta, dado que la superó en unas décimas el municipio de Leiro.

La situación persistirá durante lo que resta de semana, según Meteogalicia, pudiendo aún bajar más durante la noche del próximo viernes a causa de la entrada de una nueva masa de aire procedente del norte.