SERVICIO ELÉCTRICO

La nueva norma eléctrica deja a más de 37.000 ourensanos sin bono social

Solo 7.687 usuarios ya disfrutan de la bonificación en la provincia frente a los 45.000 que lo tenían concedido hace justo un año

La nueva norma eléctrica deja a más de 37.000 ourensanos sin bono social

Unos cuarenta y cinco mil ourensanos disfrutaban hace justo un año del bono social –un descuento de hasta el 15%– en sus recibos de la luz. A fecha del pasado 8 de octubre, de ese volumen de beneficiados la mayor parte ha perdido la bonificación con las nuevas medidas aprobadas, primero por el Gobierno de Mariano Rajoy, y ahora ampliadas por el de Sánchez, que han supuesto cambios en las ayudas destinadas a consumidores que se encuentran en riesgo de exclusión energética.

El 8 de octubre, la eléctrica Naturgy (antigua Fenosa y después Gas Natural), que da servicio a más del 90% de los consumidores gallegos, había concedido o renovado el bono social a 7.687 ourensanos, de los que 2.397 tienen su hogar en la ciudad. Los 37.313 restantes que lo tenían hace un año tienen de plazo hasta el próximo día 31 de diciembre –acaba el pasado 8 de octubre pero el Gobierno dio una segunda prórroga– para renovarlo. Pero la mayor parte no lo podrá renovar al no reunir los requisitos, dado que le había sido concedido por tener contratados menos de tres kilovatios de potencia en su hogar y registrar poco consumo.


El criterio de la renta


En Naturgy recalcaban ayer que la nueva legislación para contratar el nuevo bono social prima más la renta de los usuarios, los miembros que conformen la unidad familiar, que la potencia contratada y el consumo. Aún así, desde la compañía eléctrica recomendaban a todos los clientes que disfrutaban antes de bono social a personarse en su oficinas, en caso de que no lo hicieran, y tramitar la documentación para renovarlo. Argumentan que puede haber usuarios que aún no se enteraron de los cambios legislativos y al comprobar en sus facturas el descuento del bono social "pueden entender que lo tienen de por vida, cuando no es así. Le está caducado, no se le mantiene y deben formalizar un nuevo contrato".

Los cambios para la aplicación del bono social también afectan al resto de provincias gallegas dado que, según los datos facilitados por Nutugy, un total de 230.000 gallegos, incluidos los 45.000 ourensanos, tenían el año pasado un bono social eléctrica. De ellos, a fecha del 8 de octubre, se le había sido concedido a 48.232.

Los 7.687 ourensanos que ya se les ha concedido de momento el bono social pueden ahorrar desde un 25 hasta un 40 por ciento en la factura de la luz. En el resto de solicitantes, en el caso de que se les sea finalmente concedido, la compañía eléctrica devolvería el dinero correspondiente a la bonificación y percibido por el gasto eléctrico de este mes de octubre y los próximos de noviembre y diciembre.


"No lo pedí y me lo renovaban de forma automática"


En las puertas de la compañía eléctrica en la calle Celso Emilio Ferreiro  se encuentran todos los días, desde mediados del pasado mes, personas  interesadas en el bono social. Carmen Fernández, de Xinzo, esperaba el pasado lunes para ser atendida. "Nunca solicité el bono social. Me lo concedieron ellos por el  bajo consumo y potencia  eléctrica en una vivienda que casi no utilizo. Era de mis padres y apenas enciendo las luces. Vengo gastando entre 20 y 19 euros al mes. Ahora, no me lo renuevan", aseguraban exhibiendo la factura.

Un caso similar lo planteaba Antonio González, un vecino de la calle Jesús Soria de la ciudad. "Si me van a cobrar mucho más  doy el recibo de baja, que corten el suministro", lamentaban, recalcando que tenía muy poca potencia contratada porque la casa apenas la utilizó. 


Analizar a fondo la factura y tramitar la documentación


Desde la Organización de Consumidores y Usuarios  (OCU) consideran que el bono social no beneficiará a todas las familias que lo precisan, sobre todo a aquellas personas mayores, jubilados que, a su entender, son incapaces de realizar todos los trámites , al considerar que son demasiado engorrosos, para formalizar el contrato en las oficinas de la compañía eléctrica. Recuerdan que, además, el bono social, hay que renovarlo cada dos años. De todas formas, instan a todas las personas a  revisar detenidamente sus facturas eléctricas y presentar la documentación.