SECTOR EMPRESARIAL

Ourense perdió dos tercios de sus aserraderos desde el 2002

Expertos apuntan que el sector no ha evolucionado, con la producción cayendo un 12% en trece años

Madera acumulada en el exterior de un aserradero en Vilariño Frío, en Montederramo.
Madera acumulada en el exterior de un aserradero en Vilariño Frío, en Montederramo.
Ourense perdió dos tercios de sus aserraderos desde el 2002

La provincia de Ourense perdió prácticamente dos terceras partes de sus aserraderos en el periodo comprendido entre los años 2002 y 2015, según refleja un informe elaborado por los profesores de la Universidad de Santiago David Macía Prieto, Jesús Sánchez Rocha y Pablo Vila Lameiro, en base a un estudio realizado en 2002 por la subarea de Industrias Forestales de la Escuela Superior de Ingeniería de Lugo.

En concreto, "en el año 2015 estaban activos 22 aserraderos en la provincia de Ourense; 11 sociedades  limitadas, seis personas físicas, cuatro sociedades anónimas y una comunidad de bienes", señala el director del trabajo, Jesús Sánchez Rocha. Sin embargo, ese número total de aserraderos se elevaba 13 años antes a 69, lo que se traduce en un descenso de dos tercios en el número total de aserraderos.

El número de trabajadores descendió igualmente en ese periodo, bajando de los 393 que se registraban en 2002 a los 176 del año 2015, de los que 142 trabajan en producción y el resto en administración y dirección. La media de trabajadores por aserradero es de ocho obreros. Este descenso, según señala Jesús Sánchez, se debe a que la industria de aserraderos provincial "es muy antigua y muy pequeña, de tipo familiar y excesivamente atomizada".

El consumo de rollo también ha descendido en nada menos que un 61 %, bajando de las 335.000 toneladas que se registraba en 2002 a las 130.000 toneladas del pasado 2015. La productividad se redujo un 12% en ese mismo periodo de 13 años.
Sánchez Rocha considera que el descenso de aserraderos "no sería importante porque querría decir que se están haciendo más grandes. El problema es que el nivel de producción y el de productividad siguen igual en 13 años, lo que evidencia que no han evolucionado". 

Comparación con Lugo

Destaca el hecho de que mientras en Ourense se está produciendo esta criba de los aserraderos existentes, la vecina provincia de Lugo vive una situación totalmente inversa en cuanto a productividad, a pesar de haber descendido también en cuanto a número de empresas. Si en 2002 contaba con 37 aserraderos, en 2015 bajaba a menos de la mitad -15-, pero sin embargo pasaba en cuanto a media de consumo por industria en toneladas de madera de pino de 6.300 en 2002 a las 18.600 del 2015 -prácticamente triplicando la producción-.

En cuanto a la productividad media -tonelada por obrero y año- también aumentó, pasando de 830 a 1.850 toneladas.
"El hecho es que en la vecina provincia de Lugo han mejorado sus instalaciones y han optimizado tanto producción como productividad", subraya el director del estudio.
Sánchez Rocha añade que "hoy en día una producción inferior a las 18.000 toneladas o una productividad por debajo de 1.500, como el de estas empresas ourensanas, no tiene salida", lo que deja a sus aserraderos al borde de la desaparición. Apunta que de continuar en esta dinámica, "en el 2025 se contarán con los dedos de una mano los aserraderos que tenga Ourense".