ENTREVISTA

“Sobran futbolistas y políticos; nos faltan maestros y médicos"

Pablo Carbonell visitará Ourense coincidiendo con la XXII Edición de la Mostra Internacional de Teatro Universitario. El  jueves día 20 llega al Auditorio con su espectáculo "El mundo de la tarántula".

Pablo Carbonell
Pablo Carbonell
“Sobran futbolistas y políticos; nos faltan maestros y médicos"

Pablo Carbonell visitará Ourense coincidiendo con la XXII Edición de la Mostra Internacional de Teatro Universitario. El  jueves día 20 llega al Auditorio con su espectáculo "El mundo de la tarántula". Se trata de un trabajo a camino entre el monólogo y el musical que narra, con franqueza y sentido del humor, desde su infancia hasta los proyectos más recientes. 

¿Ya conocía usted Ourense?

Pues claro. Yo vine a Ourense hace 35 años, conocí al gran pintor Quesada y eso me hizo saber que no tenía nada que hacer con los pinceles, que ya estaba tardando en convertirme yo en un muñeco en vez de pintarlos.

¿Cree que su trayectoria puede ser un ejemplo de que casi nada es imposible? (sorpréndame y reconozca que usted es realmente Batman)

Sí, y de que todos somos inmortales hasta que se demuestre lo contrario. Lo de Batman me encanta, es mi superhéroe favorito porque todos los poderes que tiene son ingenios que él se fabrica, no puedo decirte más. Si te confesase que yo soy Batman el crimen podría extenderse y no está el horno para bollos.

¿Hace usted lo que le da la gana porque le sale o es una estrategia de éxito?

Es una estrategia de supervivencia. El éxito no está en mi mesa de trabajo. Todo lo que hago es intentar estar a bien con Hacienda, pagar mi hipoteca, educar a mi hija y ayudar a la familia. Luego están los límites que me niego a traspasar para conseguir algo. Creo que ese límite es perder la libertad. Carezco de la profesionalidad suficiente para poder hacer algo en régimen de esclavitud o sin creer en lo que hago.

Si ponemos sobre la mesa los distintos gobiernos del país. ¿Por dónde empezaría a recortar?

Sobran políticos y futbolistas; faltan maestros y médicos.

Los que pasamos de los 50 tenemos muchos caídos alrededor. ¿Cómo lo lleva usted?

Con estupefacción. Me resulta muy difícil de creer que gente que me ha aportado tanto no estén aún a una llamada de teléfono. Las perdidas de amigos son ocasiones para conectar con ellos de otra manera, yo tengo muy presente a Krahe, de hecho estoy haciendo un disco con Los toreros muertos de canciones suyas llevadas al baile. Lo tengo vivo en mi trabajo, para mí lo más importante es que le guste a él. Muchas veces me río imaginando su risa escuchando o bailando sus propias canciones bajo nuestros parámetros. 

¿Un consejo para los jóvenes ourensanos?

Que se hagan personas de provecho, que no pierdan el tiempo ni la salud, y les recordaría que son los que nos tienen que pagar las pensiones. Eso les debe motivar mogollón.