POLÉMICA

La pancarta de un club crispa a madres del colegio de Coles

Argumen que la publicidad, en la que se exhibe una mujer, no es apropiada en un entorno escolar

Un autobús escolar saliendo del colegio. A la derecha, la pancarta colocada por el club de alterne.
Un autobús escolar saliendo del colegio. A la derecha, la pancarta colocada por el club de alterne.
La pancarta de un club crispa a madres del colegio de Coles

La pancarta que instaló para anunciar su nueva gerencia el club de alterne El Descanso, situado en una margen de la carretera N-525 a su paso por Coles, mantiene en pie de guerra a parte de la comunidad educativa y madres de alumnos del C.P.I. Antonio Failde de Cambeo, en el que cursan estudios 350 alumnos.

El negocio de alterne está prácticamente enfrente del centro educativo, por lo que los estudiantes  y las personas que los acompañan tienen que pasar necesariamente por delante de la pancarta, en la que se exhibe una joven en ropa íntima. "No tenemos nada contra la actividad del club ni contra lo que se haga de puertas adentro, pero entiendo que la imagen no me parece correcta en el entorno de un centro educativo", apuntó la directora del colegio, María Teresa González. Su opinión es compartida por varias madres. "Ya no debería haber un club en el entorno de un colegio", apuntó una de ellas, Ángeles Vázquez. 

María Bueno acompaña a los estudiantes en el autobús escolar y considera que la pancarta "muy bien no está", señaló, puntualizando que hasta el momento no se ha percatado de que los alumnos se fijen o hagan comentarios sobre el tema cuando se desplazan a clase.

La pancarta con la imagen de la joven en ropa interior está sujeta con cuerdas desde hace tres meses en la verja del club, en el misma margen de la carretera N-525.  Las madres y padres de alumnos más críticos ya alertaron de la situación a las consellerías de Educación e Igualdade, así como a colectivos que defienden los derechos de la mujer argumentando que es una imagen "machista" que influye en la educación de los menores y denigra a la propia mujer.

Pero no todo son críticas, dado que también hay padres y madres de alumnos que restan importancia al tema. "Hasta ahora, ni me había fijado en esa imagen ni escuché comentarios al respeto", apuntó uno de los padres.

Al colegio llegan todos los días diez autobuses escolares, cuyos conductores recogen a los menores en una explanada dentro del recinto del centro educativo. Antonio Rodríguez es conductor de uno de los vehículos y asegura que no se había apercibido del cartel.

"Tampoco escuché ningún comentario entre los alumnos", explicó.
La propia presidente de la asociación de padres, Pilar López, reconoce que abordaron el tema a través de las redes sociales "y tengo que decir que la  imagen no nos parece ofensiva".