INFRAESTRUCTURAS DE OCIO

Los plazos del parque acuático apuntan a finales del año 2020

La Xunta asegura que Monterrei es el "escenario ideal" y que se respetarán las actuales instalaciones

 

Una imagen de la piscina de Monterrei.
Una imagen de la piscina de Monterrei.
Los plazos del parque acuático apuntan a finales del año 2020

A semanas de cumplirse el ecuador de la legislatura autonómica, la Xunta avanzó esta semana por primera vez algunos detalles del plan que tiene en mente para cumplir una de las promesas electorales del presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, para Ourense, la de dotar a la provincia de un parque acuático en el complejo de Monterrei.

Desde la secretaría xeral para o Deporte, a preguntas de este periódico, aunque apuntan en todo momento que el proyecto está todavía en una fase incipiente, cuyo punto de inflexión será el estudio de viabilidad que se ha encargado a una consultora especializada en parques acuáticos, sí se atreven a indicar que el equipamiento podría ser una realidad a dos años vista, esto es, a finales de 2020.

"La empresa se encargará de dirimir la viabilidad y establecer las bases para la fase constructiva", explican desde el gabinete liderado por la ourensana Marta Míguez, que indican que es imposible saber a estas alturas qué atracciones se colocarán.

Lo que sí detallan desde la Xunta es la decisión de elegir el complejo de Monterrei para ubicar el parque acuático, "un escenario ideal" por sus características. "Dispone de un buen acceso, en las proximidades de un núcleo urbano y tiene 100.000 metros cuadrados disponibles, instalaciones acuáticas de calidad y en perfecto estado", resume el Gobierno autonómico, que garantiza que se respetarán las actuales zonas de esparcimiento y usos deportivos.

"Los espacios que ya están en funcionamiento suelen tener mejores resultados al potenciarlos que aquellos que son creados en uno nuevo", dicen en la secretaría xeral para o Deporte. 


“La extensión no es un factor correcto para medir el éxito"


Ante las críticas manifestadas por el PSOE, que aseguró que la Xunta pretende construir una "charca", la secretaría xeral para o Deporte, recordando en todo momento que el presupuesto de seis millones y la superficie de 35.000 metros cuadrados son estimaciones, pide calma.

"La extensión no es un factor correcto para medir la calidad ni el éxito", sostiene el Gobierno gallego, que ante las críticas de que será más pequeño que el de Cerceda, único en Galicia, responde que no es así. "Allí cuentan con una zona de aguas de solo 15.000 metros cuadrados, Monterrei aspira a una zona mayor y unas atracciones realmente llamativas y novedosas. Cuando estás en el Gobierno siempre tienes que estar preparado para las críticas de la oposición", asegura la secretaria xeral para o Deporte, Marta Míguez, que reprocha a la oposición que "nos critiquen cuando ni siquiera llevamos la mitad de la legislatura con cosas que desconocemos todavía". 


Ciudadanos pide su ubicación en la ciudad y que sea el "mejor del noroeste"


Ciudadanos se sumó a los posicionamientos vertidos por otras fuerzas políticas en contra del proyecto avanzado por la secretaría xeral para o Deporte, aunque en el caso de la formación naranja reclaman su construcción dentro del término municipal de Ourense, por lo que piden al alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, que "por una vez sea ambicioso y reclame la construcción del mejor parque acuático del noroeste de la Península".

Para Ciudadanos, levantar el equipamiento en el complejo de Monterrei causaría un perjuicio a los usuarios de las actuales piscinas, "ya que deberían pagar un precio muy superior", pero también condicionaría la instalación, "al tener una superficie que no es suficiente, lo que no permitiría instalar nuevas atracciones".