Protestas y abucheos en la presentación de VOX en Ourense

Pasadas las once de la mañana, una veintena de jóvenes se fue acercando al local elegido por la gestora para presentar de forma oficial la formación y se desplegaron pancartas en las que pedían la marcha de los "fascistas"

Protestas y abucheos en la presentación de VOX en Ourense

Un grupo de manifestantes, en su mayoría jóvenes, se ha concentrado este viernes en la calle Progreso en Ourense con motivo de la presentación de Vox como protesta contra el fascismo y en el marco de un tenso acto, que estuvo custodiado por agentes de la Policía Nacional a fin de evitar incidentes y que acabó con varios cacheos e identificaciones.

Pasadas las once de la mañana, una veintena de jóvenes se fue acercando al local elegido por la gestora para presentar de forma oficial la formación y se desplegaron pancartas en las que pedían la marcha de los "fascistas de nuestros barrios" mientras exhibían consignas de "Vox, fascistas, ni un paso atrás", o "Santi muérete", en alusión al líder de esta formación Santiago Abascal.

El momento más crítico llegó nada más finalizar la rueda de prensa, coincidiendo con la salida escalonada de los representantes de la gestora, que tuvieron que cruzar la calle para llegar al coche que tenían en el aparcamiento.

Custodiados por agentes de la Policía Nacional, los integrantes de VOX abandonaron el aparcamiento, entre gritos de "no pasarán" por parte de los manifestantes que se encontraban concentrados a ambos lados del mismo.

En un momento dado, una de las representantes de la gestora se encaró hacia ellos mientras los jóvenes pedían "fuera fascistas de nuestra ciudad" y llegaron a lanzar un huevo contra el vehículo del presidente de la gestora.

Tras este episodio, alguno de los jóvenes que participaron en la concentración criticó, la actitud de la policía que "no hizo absolutamente nada" después de que un viandante que se acercó a ellos les espetara "Viva Vox".

Durante el dispositivo, varios agentes practicaron "cacheos" y también hubo "identificaciones" además de perseguir a uno de los jóvenes, que huyó del lugar.


"En positivo"


Preguntados en la rueda de prensa por dichas protestas, los diferentes integrantes de la gestora presidida por Julio Vázquez, expresidente del Club Ourense Baloncesto (COB), apuntaron que no van a hacer valoraciones dado que se presentan "en positivo". Así, únicamente se han limitado a decir que "no van a callarnos" y que su objetivo es seguir "trabajando por España".

Tras asegurar que no les preocupa "en absoluto" este tipo de manifestaciones, han aclarado que "no pensamos ser una derecha cobarde", cuestionando que algunos sectores digan que "los fascistas somos nosotros".

"Este término de fascismo, habría que ver a quién debemos aplicarlo", ha zanjado María Elia Campos, en alusión a la actitud mostrada por "los que están ahí abajo".