TRIBUNALES

Reclama al juez que el alcalde pague una deuda del Concello

El ente local no ejecutó una sentencia que le condenaba a abonar la reparación de un camión de bomberos

Reclama al juez que el alcalde pague una deuda del Concello

Los impagos del Concello de Ourense a proveedores de servicios por sus problemas de liquidez (con facturas pendientes de pago por importe de algo más de seis millones de euros a mes de octubre) también tienen reflejo en la Administración de Justicia. A finales del pasado mes de junio, el Juzgado del Contencioso Administrativo número 2 de Ourense estimaba el recurso de un empresario con taller en Reza que reparó un camión de bomberos, tras una reclamación de deuda presentada el 24 de marzo de 2014.

La sentencia, que es firme, condenaba al ente local al pago de 16.538 euros, más los intereses (a contar desde el 8 de noviembre de 2016 cuando se presentó la reclamación administrativa) y las costas del procedimiento (honorarios del abogado).

Cinco meses después, el fallo no se cumplió pese a que se le dio un plazo de 10 días desde la diligencia de ordenación del juzgado (18 de julio de 2018). Y la deuda sigue aumentado. Según la factura incorporada en la demanda de ejecución de sentencia presentada ahora ante el mismo órgano judicial, alcanza ya los 23.181 euros. En la misma, el letrado que la interpone llega a pedir al juez que el máximo responsable de la Corporación, Jesús Vázquez, responda con su propio patrimonio si el ente local no puede hacer frente al impago. En concreto, que el alcalde comunique los bienes patrimoniales susceptibles de embargo e incluso que se le aperciba de las multas coercitivas periódicas que podría imponerle el juzgado en caso de no ser atendido el requerimiento.

La demanda de ejecución plantea más opciones como el embargo de bienes de propiedad de la Administración local que no son comunales ni de dominio público. "Se interesa que se proceda a la averiguación patrimonial de bienes, cuentas, y derechos del Concello de Ourense que sean susceptibles de embargo".

Asimismo, interesa que se dirija un oficio a la Intervención Delegada de la Consellería de Economía y Facenda de la Xunta y a la Diputación de Ourense a fin de que por estas administraciones se proceda a la retención de las cantidades pendientes de pago.

El pleito que se resolvió el 25 de junio de este año arranca de la reparación de un camión que le fue entregado al demandante en 1998 por parte del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento del Concello de Ourense. En ese momento, se desconocía el importe de la restauración, por lo que se fijó en unos 18.000 euros. Una vez entregado el camión, el Ayuntamiento  se mostró disconforme y designó un perito que tasó el trabajo en 13.075 euros (16.538 con IVA).


Enriquecimiento injusto


El juez del Contencioso-Administrativo número 2 estima el recurso 

al estimar que resulta evidente que "se ha producido un enriquecimiento injusto para el Concello de Ourense al tener el uso y propiedad el vehículo en cuestión sin haber abonado importe alguno por la restauración". 


La administración alegaba que no hubo encargo


El Concello  alegó que no pagó la factura del camión de bomberos al considerar que no había constancia de que se hubiera incoado ningún tipo de expediente de contratación encaminado a la reparación ni encargo por parte de la Administración local.  Ello pese a reconocerse y constatarse la realidad de la reparación e incluso el visto bueno del oficial de Incendios para que se abonaran los 13.705 euros.

El juez recoge en la sentencia que no se aportó ninguna prueba acerca de la inexistencia del encargo, pero sí existió. Constan -recuerda- informes  o escritos del entocnces jefe de Bomberos en el que dice que tiene orden de autorizar el traslado del camión a las dependencias de un conocido restaurador ourensano "al objeto de su necesaria rehabilitación habida cuenta del estado de deterioro y abandono".