SANIDAD

Relevo en el CHUO: Julio García Comesaña será el próximo gerente

El Sergas anunció el relevo en la dirección hospitalaria, que ejerció en el último año López Bellido 

Relevo en el CHUO: Julio García Comesaña será el próximo gerente

El Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) tendrá desde hoy un nuevo gerente  tras el relevo anunciado ayer por la Consellería de Sanidade. Dionisio López Bellido abandona su cargo al frente de la Estrutura Organizativa de Xestión Integrada (EOXI) de Ourense apenas un año después de haber sido nombrado. Ahora, será sustituido por Julio García Comesaña, que ejercía hasta ahora de número dos en la EOXI de Vigo, como director de Recursos Asistenciais.

La decisión está motivada, según aseguraron tanto el propio López Bellido como desde el propio Servizo Galego de Saúde (Sergas), tanto por motivos profesionales como personales del gerente saliente, y no se debe a desavenencias con la gestión. Dionisio López Bellido llegó al cargo el 23 de febrero de 2017, dando el relevo a Eloína Núñez al frente de la dirección. 

El Sergas agradeció a López Bellido y su equipo "a súa implicación e o traballo realizado na súa etapa" y anunció una sustitución que intesificará "a aposta pola innovación na xestión" de la sanidad pública.

Este cambio sorprendió en la ciudad de Vigo, donde no se esperaba tal decisión, ya que García Comesaña llevaba instalado en el cargo desde 2015 y tenía una fuerte vinculación con la reordenación del área sanitaria viguesa.

Pese a que cogió por sorpresa a mucha gente, el abandono del cargo era algo que estaba meditado desde hace un tiempo, ya que López Bellido siempre mostró su interés en regresar a su contacto directo con los pacientes y había señalado que su estancia en el cargo era limitado. Por ello, atribuyó esta decisión a un "ejercicio de responsabilidad" que se retrasó hasta que hubo un sustituto para el cargo. De hecho, según confirmó ayer, la próxima semana retomará su función anterior como jefe de servicio de Urología en el CHUO. 

En el personal, que conocerá hoy al sucesor, se eludió comentar el relevo, aunque señalaron que era algo que se venía rumoreando en las últimas semanas. 


Comandó la apertura del ansiado nuevo hospital


Dionisio López Bellido llevaba al frente de la EOXI de Ourense-Verín-Valdeorras poco más de un año, ya que había accedido al cargo el 23 de febrero de 2017. Por ello, la repentina marcha causó sorpresa en el entorno del CHUO, pese a que era algo meditado. Durante su gestión, se produjo uno de los hechos más importantes de los últimos años en la sanidad ourensana, con la apertura del nuevo hospital. Esto supuso para López Bellido un motivo de satisfacción muy importante, acabando así con los retrasos acumulados en la inauguración de esta importante infraestructura para la ciudad y la provincia. 

Sin embargo, en los últimos meses tuvo que hacer frente a las protesas del personal en torno a este nueva infraestructura, en la que señalaron recortes de camas y personal insuficiente. Con talante negociador, afrontó las quejas por la reforma de la Lei de Saúde, con importante oposición en Valdeorras. Además, en los últimos meses tuvo que lidiar con el problema, crónico, con las urgencias y las colas en los pasillos. 


¿Quién es Julio García Comesaña?


El nuevo gerente del CHUO, Julio García Comesaña, llegará esta mañana a Ourense para presentarse ante el personal como nuevo responsable hospitalario. Este licenciado en Ciencias Físicas por la Universidade de Santiago y licenciado sanitario especialistas en Radiofísica Hospitalaria, era hasta ahora una de las caras visibles en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. 

Era visto como un "casi gerente", al ser el máximo responsable de todo lo relacionado con la atención médica. García Comesaña ha desempeñado distintos cargos de responsabilidad en el Sergas, desde donde ayer resaltaban su "larga experiencia" como principal motivo para ser elegido en el cargo. 

Participó en proyectos asistenciales de marcado carácter tecnológico e innovador dentro de los programas de Innovasaúde y Hospital 2050. Desde la dirección del Complexo Hospitalario de Vigo, fue una pieza clave en la apertura del Cunqueiro, en el cual tuvo que sortear las numerosas piedras en el camino en el inicio.