EN LA CIUDAD

La retirada del coche a las indigentes se debió a que conducían drogadas

La Policía Local desmintió, un día después, parte del relato de las mujeres

Dos agentes de la Policía Local piden la documentación a las dos mujeres en Ervedelo el jueves.
Dos agentes de la Policía Local piden la documentación a las dos mujeres en Ervedelo el jueves.
La retirada del coche a las indigentes se debió a que conducían drogadas

La retirada del turismo a dos indigentes que se encontraban pidiendo dinero en la calle Ervedelo de la ciudad fue motivada por conducir bajo los efectos de las drogas. Lo aclaró ayer la Policía Local, después de que el propio jueves, el día del incidente, no informase a preguntas de este periódico de ningún incidente con estas personas, que lamentaban haberse quedado en la calle tras intervenirles la grúa el vehículo en el que llevaban durmiendo varias semanas.

Sobre estas dos mujeres –en un cartel aseguraban ser madre e hijo, algo que resultó falso– solo pesó en un principio, según lo confirmado en Asuntos Sociales, haber rechazado "acudir al albergue municipal del transeúnte cuando se les propuso como solución transitoria", según apuntaba la edil Sofía Godoy. La razón, según explicó ayer el integrador social de Cruz Roja Diego Conde "se debía a que tenían un perro y no sabían donde dejarlo". En este sentido, la concejal recordó que "los perros, en este caso y otros, no quedan desatendidos porque se les lleva a la Protectora".

Por otra parte, según dijeron ayer desde el Concello de Ourense, la intervención de los agentes personados el jueves en la calle Ervedelo número 26, donde habían recibido aviso de que había una mujer ejerciendo la mendicidad con un menor de edad, reveló finalmente "que se trataba de dos mujeres mayores de edad".

El parte de la Policía Local explica que "resultaron ser Concepción H.C., nacida en Palencia y con domicilio en Burgos, y Sagrario Nafría Fernández, nacida en Soria. Ambas mujeres, tras ser identificadas, abandonaron el lugar sin más novedad".