ENTROIDO OURENSE 2017

Solemne procesión con la sardina, llanto y luto para un sentido adiós

El Entierro de la Sardina en la Praza Maior puso el punto y final a los días de algarabía propia del Entroido en la ciudad

Don Carnal se despidió y lleno de negro la Praza Maior, donde los lloros fueron una constante. Solo queda un año para volver al jolgorio...
Don Carnal se despidió y lleno de negro la Praza Maior, donde los lloros fueron una constante. Solo queda un año para volver al jolgorio...
Solemne procesión con la sardina, llanto y luto para un sentido adiós

El Entroido llegó a su fin y, como marca la tradición, lo hizo con grandes llantos, profunda pena y tristeza. El Miércoles de Ceniza la ciudad se vistió de luto para enterrar, muy a su pesar, a Don Carnal.Se acabó lo que se daba y ahora es Doña Cuaresma la que llega a tomar el control de la situación.

Pasadas las 20,00 horas, en la Praza Maior daba comienzo el entierro de la sardina. Fueron muchos los que se citaron para participar en la escenificación de la despedida del jolgorio. El cortejo fúnebre lleno de "carpideiras", como se conoce a las plañideras en la ciudad, las autoridades competentes, los más variados personajes, pañuelos para secar las lágrimas y alaridos de tristeza, recorrieron las calles del centro en una solemne procesión. A continuación, la comitiva retornó al punto de partida, donde las lamentaciones llegaron al grado superlativo con la quema de la sardina. La charanga Nova Terra de Trives amenizó la despedida, mientras se reducían a cenizas las escamas de la sardina.

El acto supone dejar atrás el desenfreno propio del Entroido, repleto de confusión y licencias de una celebración en la que cada uno adopta la identidad de otro.

Los más fieles a la fiesta por excelencia no han querido perderse dar el último adiós a una fiesta que, año tras año, va ganando presencia en la ciudad.Para muestra, el derroche de creatividad de ayer.