EN OURENSE - TIEMPO

La tormenta desborda colectores y vierte aguas sin tratar al Barbaña

En la concesionaria no detectaron fugas de residuales y señalan que pudo ser un "problema puntual" al fallar el fluido eléctrico

La tormenta desborda colectores y vierte aguas sin tratar al Barbaña

La tormenta que descargó en la tarde de este viernes sobre la ciudad provocó que colectores de la red de saneamiento se desbordaran dejando escapar aguas sin tratar al cauce de los ríos Barbaña, a la altura de O Polvorín, y el Barbañica, entre los municipios de Ourense y Barbadás.

La tormenta descargó más granizo que agua –en la estación meteorológica de A Ponte se recogieron 4,5 litros por metros cuadrado–, pero los colectores dejaron escapar  un potente chorro de agua color marrón, que arrastraban papeles, plásticos y restos de materia orgánica. El desbordamiento se produjo pasadas las siete de la tarde, instantes después de  cesar la granizada y la lluvia.

En el Concello aseguraban no tener conocimiento del desbordamiento de un colector, mientras que desde la concesionaria del servicio de aguas, la empresa Viaqua, no descartaban que la situación fuera "puntual"  y que pudiera deberse a un fallo en el suministro eléctrico, que provocó que se parara el sistema de bombeo a la estación depuradora.

Según explicaron desde Viaqua, los técnicos recorrieron durante la granizada la rede de colectores "y no detectamos ningún desbordamiento porque realmente llovió muy poco, más bien cayó granizo", aseguraron.


Fuerte olor


El agua sin tratar provocó que tanto el río Barbaña como el Barbañica desprendieran un fuerte olor a putrefacción a la altura del puente de la avenida de Marcelo Macías, donde el agua discurría hacia el cauce del Miño de color marrón, que impedía ver los fangos del cauce. En la Confederación  Hidrográfica Miño Sil tampoco tenían conocimiento del desbordamiento de los colectores y, según fuentes del organismo de cuenca,  agentes fluviales inspeccionaron ambos ríos para determinar el grado de calidad del agua y si podía afectar a la fauna y flora. Inicialmente, no detectaron materiales pesados .

El agua del río también presentaba un color negruzco agua arriba de la depuradora de San Cibrao a causa de los arrastres de materia orgánica que ocasionó la granizada.  No se detectaron desbordamientos  o fugas de residuales a lo largo de la red de saneamiento hacia el río, según explicaron en la Hidrográfica. 


Mejoras en la red para evitar inundaciones


El Concello de Ourense tiene previsto ejecutar mejoras en la red de saneamiento y colectores para evitar desbordamientos de aguas pluviales hacía la vía pública. La medida fue adoptada a principios de mes después de que las tormentas inundaran, dada la intensidad de agua descargada,  parte de las calles más céntricas, obligando a intervenir a los bomberos para evitar que se anegaran  bajos comerciales y viviendas.