SOCIEDAD

"Los fallecimientos en cirugía estética son hechos excepcionales"

Son palabras de Jesús Benito Ruiz, presidente de los cirujanos españoles reunidos en AECEP y máximo responsable del reciente congreso internacional por la seguridad del paciente.

 

Una mujer se somete a una operación de cirugía estética.
Una mujer se somete a una operación de cirugía estética.
"Los fallecimientos en cirugía estética son hechos excepcionales"

Para el doctor, “ aunque nadie está a salvo de la muerte en un quirófano, en cirugía estética los fallecimientos son hechos excepcionales y suelen deberse a alguna enfermedad o una malformación desconocida del paciente que da la cara en esa situación.” Hay que pensar , añade, “que se operan miles de personas al día, incluso con enfermedades gravísimas, con un índice de fallecimientos muy bajo. “
 
Aunque no existe esa estadística, ese cifra en torno al número de personas fallecidas mientras se sometían a una intervención para mejorar su aspecto físico, si se le puede poner nombre a una de las complicaciones más habituales de la propia cirugía: el hematoma postquirúrgico. Según explica el doctor Benito Ruiz, se trata sangrado en la zona operada que requiere en ocasiones reintervenir para solucionarlo. En casos aislados puede producirse una infección.
 
Los hospitales, en los que se practican las cirugías, con protocolos estandarizados e instalaciones que cumplen con todos los requisitos, son entornos muy seguros. Además, añade el presidente de la Asociación Española de Cirugía Estética y Plástica, los procesos están controlados, desde inicio a fin, desde que se entra hasta que se sale, mediante las llamadas los “checklists”, que aseguran las rutinas.
 
 
Para Jesús Benito, los problemas de seguridad previos a una intervención que pueden afectar a paciente y cirujano tienen que ver con el exceso de confianza en ambos casos. En cuanto al paciente por no escuchar advertencias médicas, como la necesidad de abstenerse de fumar durante las dos semanas que precedan a su ingreso en el hospital. El médico, por su parte, debe tener cuidado de “no caer en la rutina y la falsa confianza que suele dar la repetición múltiple de un procedimiento”.
 
Hablamos por lo tanto de riesgos mínimos, pero que existen, y que siguen preocupando a los profesionales, que, como en esta pasada ocasión en Barcelona, se reúnen para tratar de identificarlos y reducirlos, sin bajar la guardia, “ ni los cirujanos veteranos ni los que están comenzando su carrera”.
 
Ese pequeño porcentaje que se convierte en noticia produce cierta alarma social , según admite el cirujano español , quien explica que los pacientes se preocupan por los riesgos habituales como la anestesia y las posibles complicaciones.
 
En este sentido, en la cirugía más demandada, el aumento de mamas, en el congreso de lSAPS  , Sociedad Internacional de Cirugía Plástica, ha abordado las más habituales y que suelen producirse a largo plazo: la rotura de la prótesis y la contractura capsular, que consiste en el endurecimiento del tejido que rodea al implante. Sobre el procedimiento complementario más empleado en la actualidad en los quirófanos estéticos, los rellenos con grasa, Jesús Benito Ruiz, aclara que las complicaciones habituales no revisten tampoco gravedad : “Al morir las células sueltan el contenido (aceite) dando lugar a un quiste. Pero no tienen consecuencias”
 
En cuanto a las noticias que nos llegan de muertes acaecidas en los quirófanos de otros continentes y que se relacionan con los términos low cost y turismo de bisturí, el máximo responsable  de AECEP, recuerda la dificultad tanto de obtener información rigurosa a distancia como de poder prolongar la estancia en el país de destino si se produce alguna complicación.

Conclusiones del curso de ISAPS de Riesgos y Prevención de Complicaciones celebrado este fin de semana en  Barcelona