SMARTPHONES

El caso Zetta o "la bellota de la discordia"

Sin respuesta hasta el momento por parte de las autoridades de consumo, se espera un castigo modélico para la compañía, por la estafa acometida al intentar lograr el falso “Silicon Valley” extremeño

 

Teléfono Zetta, 'el iPhone extremeño', supuestamete diseñado y ensamblado en Extremadura, resulta ser un 'smartphone' Xiaomi modificado.
Teléfono Zetta, 'el iPhone extremeño', supuestamete diseñado y ensamblado en Extremadura, resulta ser un 'smartphone' Xiaomi modificado.
El caso Zetta o "la bellota de la discordia"

“¡El primer móvil extremeño!”, con esta frase se presenta en su página web. Para quien aún no lo sepa, Zetta es una compañía de telefonía que presumía de diseñar y asemblar sus terminales en España. Sin embargo, a lo largo de esta última semana, varios portales como “forocoches”, o “The Geek Hammer” han tirado de la manta de esta empresa y han destapado un presunto caso de estafa a nivel nacional. Ya que, al parecer, la marca china Xiaomi se encuentra detrás del diseño y fabricación de los teléfonos móviles.

 

En un momento en el que los emprendedores de “startups” cuentan con gran presencia en los medios, y son rodeados en ocasiones de una halo de magnificencia; se destapa una de las estafas tecnológicas del año. Detrás de ella se encuentran un ciudadano chino y tres españoles.

El pasado martes no se hizo esperar el comunicado por parte de la empresa, en el que admite que "comparte componentes electrónicos con algunas empresas del sector asiático". No obstante, el portavoz de FACUA - Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, ha considerado una "auténtica tomadura de pelo" el comunicado emitido este martes por la compañía. Al parecer, comparte algo más que ciertos componentes, ya que también han utilizado un sistema operativo cuyo uso lucrativo está prohibido, el CyanogenMOD.

A diferencia de otras empresas, como “bq”, que reconocien desde un principio que sus diseños eran chinos, y en la actualidad ya tienen la posibilidad de diseñar en España alguno de sus modelos como el “aquaris”. Zetta se ha dedicado, presuntamente, a remarcar terminales con pegatinas en partes concretas como baterías y carcasa. Además, ofrecían sus móviles al mercado a un precio que ronda los 300 euros, cuando el modelo de Xiaomi ronda los 150 euros. También comercializaban desde su web con accesorios de Xiaomi como fundas, haciéndolos pasar por su propia marca.

Sin embargo no os penséis que Zetta ha intentado mantener su actividad en el anonimato, sino todo lo contrario. Las entrevistas, reportajes y notas de prensa eran habituales en los medios de comunicación. Por lo que Zetta, que disfrutaba de su posición de representante del I+D+i extremeño en los platós, aprovechó estos espacios para ampliar su cuota de mercado.

Hoy se ha sabido que Xiaomi no concedió autorización a la empresa española para comercializar sus terminales, lo que confirma el fraude por parte de Zetta. Sin respuesta hasta el momento por parte de las autoridades de consumo, se espera que haya un castigo modélico para la compañía, por la estafa acometida al intentar lograr el falso “Silicon Valley” extremeño.