La Región

SALUDABLE

Entrenamiento con buenas vibraciones (Iii): SEGURIDAD

El resultado del entrenamiento con vibración depende dos factores fundamentales: La calidad del aparato y la formación del entrenador.
Entrenamiento con buenas vibraciones (Iii): SEGURIDAD

En las dos entregas anteriores explicamos la historia de la ‘Estimulación Neuromuscular Mecánica’ (‘whole body vibration’, en inglés) más conocida como entrenamiento mediante vibraciones, cuya aplicación comercial más conocida es la plataforma vibratoria. 

Desarrollamos los fundamentos fisiológicos de este sistema de trabajo y los tipos de plataformas existentes en el mercado. Con vibración mecánica (vertical, oscilante y triplanar) o con vibración sónica.

También advertimos que es un mero complemento y nunca un sustituto de un entrenamiento convencional. Apto para un grupo determinado de personas, sin contraindicaciones absolutas o relativas que pudiesen descartar o desaconsejar su uso.   


Hombre y máquina


El resultado del entrenamiento con vibración depende dos factores fundamentales: La calidad del aparato y la formación del entrenador. Por desgracia, este producto se extendió entre centros de estética,  peluquerías o particulares. Sin ningún tipo de control, exigencia o mínimas normas de precaución. 

A una plataforma vibratoria se le debe exigir unos controles de calidad. Que cumpla la Norma ISO 13485 de gestión de calidad en productos sanitarios, donde se certifique que la empresa fabricante respeta los requisitos oficiales en la elaboración de un aparato seguro y efectivo. La diferencia entre una plataforma de 140€ a una profesional de 12.000 es notable en la comodidad y seguridad del cliente.


Instrucciones de uso


Sospeche del lugar donde este aparato está al libre albedrío del usuario. Porque cuando esté en funcionamiento debe estar siempre bajo la dirección y supervisión de un preparador físico. Cuando no sea así, debe estar apagado o sin acceso posible.

Antes de pisar la plataforma, debe superar un cuestionario médico y consultar al responsable si es usted apto para entrenarse en este medio. Si es así, es el entrenador quien debe diseñar y administrar la carga de trabajo según sus necesidades y posibilidades. 

Cumpliendo todos los requisitos y precauciones, podrá disfrutar de un entrenamiento diferente y novedoso, pero siempre con buenas vibraciones.