Ourense

El Concello rescata plazas que Correos nunca pagó

Ourense

EN LA CIUDAD

El Concello rescata plazas que Correos nunca pagó

Ha ampliado la zona de la ORA en el tramo superior de Parada Justel

La oficina de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A -comúnmente conocido como Correos- ha reducido el espacio que tenía reservado en exclusiva para los vehículos de sus trabajadores mientras el Concello de Ourense continúa examinando su situación tributaria, ya que la entidad ha estado esquivando el pago de tasas e impuestos municipales desde hace varios años.

En los últimos días, operarios municipales encargados de la señalización horizontal han estado modificando la distribución de la rúa Parada Justel para habilitar nuevas plazas de aparcamiento en la zona superior, ocupando parte del área que disfrutaba Correos, aproximadamente de unos 30 metros que ha quedado reducida a algo menos de la mitad. "Correos solicitó en su día (en coincidencia con las quejas sobre la situación publicadas por La Región) la reducción de esa zona que tenía acotada al no hacerle falta tantos metros. Como la calle está en ordenanza como zona ORA, se han recuperado las plazas", explican desde el Concello.

La ordenanza municipal de tráfico establece la posibilidad de reservar en las calles un espacio a negocios como hoteles, colegios, centros médicos necesario para facilitar su trabajo, similar a las zonas de cargas y descarga, pero de uso exclusivo. Esto conlleva el abono de una tasa, variable en función de la categoría de las calles, que Correos no ha desembolsado nunca, al no estar incluido en el padrón fiscal del Órgano de Gestión Tributaria, aunque en 2010 dejó de ser entidad pública.

Hace unos meses, tras ser conocedores de esta situación, fuentes municipales explicaban que la Policía Local realizaría un nuevo informe para comunicar a Facenda la situación de ese espacio de aparcamiento exclusivo. La coordinación entre la Policía Local y la oficina de Recaudación se produce al ser uno de los padrones de gestión compartida, ya que es el departamento de Tráfico el encargado de autorizar el uso de los espacios reservados.

A esta situación se une el privilegio fiscal en otros tributos de carácter municipal como el Impuesto de Bienes Inmuebles, el más gravoso para los ciudadanos, que Correos también está esquivando. Por este motivo, el departamento de Facenda ordenó realizar una revisión para evaluar la situación de las oficinas propiedad de Correos en la ciudad, que se encuentran en las rúas Progreso y Fernández Bordás y avenida de Marín. El Concello continúa examinando la situación fiscal de Correos, ya que según explican fuentes municipales, la modificación de los padrones es una cuestión compleja que requiere de una larga tramitación.