Ourense

Los partidos no podrán pagar con dinero del Concello comidas o alcohol

Ourense

Democracia Orensana se apartó del consenso alegando que deben disponer libremente del dinero municipal que reciben

Los partidos no podrán pagar con dinero del Concello comidas o alcohol

Los grupos municipales de la ciudad no podrán destinar su asignación anual a comidas privadas -las de los concejales al final de cada pleno, por ejemplo, o de su personal de confianza- ni a consumo de alcohol; en este caso, también con una excepción: las fiestas tradicionales, como el magosto, donde el consumo de vino puede producirse con cargo a los fondos del partido organizador. Sin embargo, el gasto en bebidas de alta graduación, como ron o ginebra, nunca podrá pagarse con esa asignación.
El acuerdo forma parte del documento de mínimos alcanzado ayer por los portavoces, convocados por el alcalde, el socialista Agustín Fernández, tras el pleno del jueves en el que evitó su reprobación a cambio de estas y otras medidas, que exigía el grupo municipal del BNG para apoyarlo. Otras condiciones, como la asunción de responsabilidades políticas, quedaron a expensas de las decisiones que tomen los socialistas en el ámbito orgánico del partido.

De esta forma, los gastos llamados 'impropios' -los de alcohol y comidas privadas- deberán ser reintegrados al fondo del grupo municipal de turno y destinados a fines sociales. Esto quiere decir que el PSOE deberá devolver lo gastado el año pasado en alcohol y en alimentos en dos fiestas privadas en casa del exalcalde Francisco Rodríguez, unos 200 euros, aproximadamente, según el gobierno municipal. Excluye, pues, el gasto en las numerosas comidas de miembros del grupo municipal en diversos puntos de España y en Ourense durante el año pasado, aunque sí quedarán prohibidas a partir de ahora. Pero también el préstamo de 21.000 euros a un funcionario de Recaudación que tuvo que asumir la desaparición de 29.000 euros de la caja del servicio. El alcalde lo considera ajustado a derecho y asegura toda la documentación está a disposición de los grupos para que se informen. El PP quería incluir ese crédito en gastos 'impropios' porque es verbal y fue concedido nueve meses antes de que el funcionario fuese condenado a pagar por el Tribunal de Cuentas. Pero el BNG ha preferido no insistir en este asunto, precisando que apenas se trató en la reunión.

Junto a ello, todos los gastos deberán publicitarse trimestralmente -porque es cada tres meses cuando reciben la asignación, que alcanza los 174.000 euros netos al año para los cuatro partidos- incluyendo un resumen de lo consumido en el año 2012, que el PP ya tiene colgado en la web de su partido aunque de forma muy sucinta.


EL DESACUERDO

El BNG llevaba una propuesta de acuerdo para distribuir los gastos 'propios' en fondos para el desarrollo de su actividad como material de oficina o alquileres de locales -lo que le permite incluir el pago del alquiler de la sede de Concordia, a la que destina el 80% del fondo municipal que recibe-, trabajo político con vecinos y comunicación, quedaron pospuestos para otra reunión porque no hubo acuerdo al desmarcarse el portavoz de DO, Gonzalo Pérez Jácome, partidario de publicitar sus gastos pero no de destinarlos a los fines concretos que pretendían los otros grupos. Jácome, que destina la mayor parte de su fondo a financiar su televisión, quiere disponer de total libertad para gastar ese dinero. 'Debemos tener libre disposición sobre él', criticando las restricciones en el pago de alcohol -'van a implantar una ley seca, algo ridículo'- y cuestionando el concepto de 'comidas privadas', excluidas del fondo si sólo son con ediles y personal de confianza pero que se pueden cargar a esa asignación sólo con que acuda 'una persona de fuera'.

Con todo, el acuerdo final no está cerrado. Habrá una comisión de ediles, uno por partido, que consensuará flecos y abordará la reforma del Reglamento orgánico para reducir la duración de los plenos y regular mejor los debates.