Ourense

El transporte por carretera, el servicio esencial más olvidado en tiempos de pandemia

Ourense

A Tribuna

El transporte por carretera, el servicio esencial más olvidado en tiempos de pandemia

Ante la incertidumbre que provoca la evolución de la pandemia global que estamos viviendo, son muchas las empresas que tratan de adaptarse a lo que ha dado en denominarse “nueva normalidad”.  

Aunque los servicios ofrecidos por las compañías de transporte durante el estado de alarma y la posterior desescalada se han considerado como esenciales por entenderse, según la ley como “necesarios para el mantenimiento de las funciones básicas y el bienestar social y económico”, estas empresas también se han visto afectadas por la Covid-19 y el impacto y las consecuencias de la medida extraordinaria tomada por el gobierno han sido desiguales para los distintos operadores. 

Profesionales en primera línea

Durante el tiempo que se prolongó el estado de alarma los profesionales del transporte estuvieron en primera línea y fueron fundamentales en ámbitos tan básicos como el sanitario o el de la alimentación, soportando, en no pocas ocasiones, una importante sobrecarga de trabajo. Sin embargo, el cierre de otras áreas empresariales como las relativas al turismo y al ocio, así como las restricciones en los servicios internacionales provocadas por el cierre de fronteras, han reducido en un alto porcentaje y en ocasiones en su totalidad, el número de operaciones con respecto a la misma época en años anteriores.

Sin embargo, esta crisis mundial también ha servido para poner sobre la mesa la importancia de las soluciones telemáticas, pues ha revelado no solo la necesidad que tienen las empresas de estar organizadas y conectadas para manejar las necesidades de la industria en situaciones extremas, sino también para poner en marcha alternativas a la actividad principal o para activar nuevos y más seguros procedimientos de gestión. De ahí la urgencia de iniciar una transformación digital adaptada a sus necesidades que les permita operar con solvencia en un mercado cada vez más competitivo.

En este sentido, quiero destacar la capacidad de reacción de nuestro sector, y felicitar a cada uno de los profesionales que, estando en primera línea, se han mantenido en un voluntario segundo plano en momentos muy complicados y de gran incertidumbre en el que todas las miradas estaban puestas en el papel de los sanitarios. 

Seis meses después, en plena transición y consciente del determinante papel que las flotas juegan en el mantenimiento de la cadena de suministro, considero que es hora de hacer balance y de conocer pormenorizadamente las necesidades actuales del sector. 

Rentabilizar el trabajo 

Nadie puede estar seguro de cuándo terminará la pandemia o de cuál será su evolución. Por eso, como directora ejecutiva de una empresa dedicada al desarrollo de herramientas que facilitan y contribuyen a rentabilizar el trabajo de los profesionales de la logística y la movilidad, quiero aprovechar esta tribuna para concienciar al sector sobre la relevancia de estar preparados para resultar competitivos,

Tomemos nota. La experiencia nos ha demostrado que ahora es el momento de apostar por el futuro, de anticiparnos, de confiar en la transformación digital como estrategia para aumentar la productividad. Porque el futuro de la logística y el transporte es responsabilidad de todos y entre todos podemos conseguir un futuro más seguro.