La Región

Provincia

MEDIO AMBIENTE

Una ruta en bici conectará cien kilómetros de la Ribeira Sacra

Avanzan los trabajos para que la comarca sea declarada Patrimonio de la Humanidad en 2016

Alfonso Rueda, acompañado de Manuel Baltar y César Parente, en los primeros tramos del recorrido (MIGUEL ÁNGEL)
Alfonso Rueda, acompañado de Manuel Baltar y César Parente, en los primeros tramos del recorrido (MIGUEL ÁNGEL)
Una ruta en bici conectará cien kilómetros de la Ribeira Sacra

El inicio del curso político ha citado en el monasterio de Santo Estevo al vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y al presidente de la Diputación, Manuel Baltar, para presentar una ruta de bicicleta de montaña entre los concellos de Parada de Sil y Nogueira de Ramuín.

La iniciativa está sufragada por la Orde de Infraestruturas de Uso Público, un programa del gobierno autonómico destinado a la construcción de pequeños proyectos municipales y que premia la colaboración entre concellos. En este caso, se trata de un recorrido de entre "112 e 120 quilómetros" por la Ribeira Sacra, según el alcalde de Nogueira, César Parente. Turgalicia también impulsa esta red de rutas de BTT —como se conoce al ciclismo de montaña— para fomentar hábitos saludables en entornos naturales debidamente señalizados y dotados de servicios básicos para el deporte al aire libre.

No obstante, las obras, cuya finalización está prevista para los últimos meses del año, no han comenzado aún. El presupuesto asciende a 60.000 euros, de los cuales 40.000 serán aportados por la Xunta.

Benito Lourido, promotor de la ruta, explicó los nuevos centros de BTT ubicados en ambos ayuntamientos y en el albergue 'A Fábrica da Luz', de Parada. El técnico, detalló que estos puntos estarán "habilitados con duchas e un lavadeiro de bicicletas" para que los interesados en la disciplina cuenten "con todos os servizos" en una ruta "de diferentes niveis de dificultade".



Ribeira Sacra, Patrimonio

Manuel Baltar afirmó que la comisión de seguimiento, encargada de gestionar la candidatura de la Ribeira Sacra a Patrimonio de la Humanidad, "traballa con tranquilidade", a sabiendas de que la votación final se llevará a cabo en 2016.

Los gobiernos provinciales de Lugo y Ourense firmaron el pasado mes de julio un convenio de colaboración con el fin de presentar a la UNESCO un estudio técnico de la zona.