Imprimir

El euro del probador no convence en O Barco

La Región | 21 de septiembre de 2018

La mayoría de los establecimientos barquenses se sitúan en la travesía Marcelino Suárez.; y el probador recibe las visitas de muchos que compran por Internet.
La mayoría de los establecimientos barquenses se sitúan en la travesía Marcelino Suárez.; y el probador recibe las visitas de muchos que compran por Internet.

El comercio barquense mira de reojo hacia la vecina comarca berciana. Allí, los comerciantes debaten cobrar un euro por el uso del probador, tal y como propuso la consejera de Economía de la Junta de Castilla y León.

La posibilidad de cobrar un euro por permitir usar el probador de las tiendas de moda no goza del beneplácito del comercio barquense. Desde la villa, los comerciantes siguen con atención el debate iniciado en la vecina comarca del Bierzo y el resto de la provincia leonesa, después de que la consejera de Economía de Castilla y León, Pilar del Olmo, realizase esa propuesta con miras a su aplicación por las tiendas del ramo textil, fundamentalmente.

La iniciativa tiene un único objetivo, evitar que los posibles clientes de una tienda se prueben todas aquellas prendas que les llamaron la atención en Internet y, después de comprobar cómo les sientan, regresen a casa para comprarlas a través de la Red de Redes.

Esta práctica no es extraña en O Barco. "Sabemos que pasa. Aquí se nota más con gente joven. Vienen a probar, cogen su talla y a veces se van con prendas y a veces no. Sucede, sobre todo, con las zapatillas", comentó Xocas Miranda, propietario de una tienda de modas de O Barco. Pese a ser consciente de que algunos visitantes de su establecimiento adquieren por Internet las prendas que se acaban de probar, rechaza cobrar por usar el probador. "Esto es un pueblo y es muy violento", comentó, para después mostrar su convecimiento de que las compras online acabarán con el comercio de marcas.

María del Carmen Cruz, portavoz del comercio en la directiva de la Asociación Empresarial de Valdeorras (AEVA), confirmó que hay consumidores que acuden a los locales únicamente para probarse unos productos que, después, comprará por Internet. Pese a ello, tampoco aprueba cobrar por usar el probador, "ni como comerciante ni como cliente".

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/valdeorras/euro-probador-convence-barco/20180921084524824496.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons