EDUCACIÓN

Paderne se suma este curso a la lista de concellos sin colegio

"Ata lle dixen a Educación que había 17 embarazos!", dice el alcalde; ya son 23 localidades sin escuela

 

La escuela infantil de Taboadela, la superviviente con menos alumnos.
La escuela infantil de Taboadela, la superviviente con menos alumnos.
Paderne se suma este curso a la lista de concellos sin colegio

Despoblación en el rural, goteo continuo en el descenso de nacimientos, políticas de reordenación de recursos... Todo afecta en los servicios públicos, y también en el ámbito educativo. Con el curso académico 2018/2019 a las puertas, las malas noticias vuelven a llegar a algunas zonas de la provincia. Expertos, como Rubén Camilo Lois, catedrático de Análise Xeográfica Rexional de la USC, piden que "se cambien os umbrais para o peche de escolas". También lo señala así el portavoz comarcal de CC.OO. Ensino, Borja Campos, que ve necesaria una "discriminación positiva". 


Cierre de escuelas


Pero la escuela infantil de Solbeira (Paderne de Allariz) será la próxima víctima. El pasado curso sobrevivía al límite. Empezó el curso con ocho niños, que acabaron siendo siete. Y superó por poco el umbral de seis niños que la Consellería de Educación pone como condicionante para mantener un colegio abierto.

Pero para decepción del alcalde de Paderne de Allariz,  José Manuel Fernández, parece que este año no hay marcha atrás. "Parece mentira que queiran apostar polo rural facendo estas cousas", lamenta el regidor, que hizo lo indecible por intentar mantener abierto el centro: "Ata lles enviei a Educación que había 17 embarazadas no municipio!". 

El problema en Paderne es la proximidad con la ciudad. Según los datos del Concello, hay 19 niños entre 3 y 6 años, pero solo cuatro matriculados en la escuela. Y los que vienen en camino. "Terían que dar unha oportunidade. Nun sitio onde non se prevé crecemento é entendible, pero aquí hai previsión...", lamenta. 

Se trata del primer colegio que cierra en los últimos tres cursos, tras el cierre de la unitaria de Xunqueira de Espadanedo, en 2015. Con esta noticia, el curso 2018/2019 se afrontará con 23 concellos sin ningún tipo de centro educativo en marcha. 

Estos cierres han sido puestos en cuestión desde la Federación de Asociacións de Nais e Pais FAPA Ourense, José Antonio Álvarez, que considera que "sin niños no hay escuelas, pero sin escuelas no hay niños, y no hay pueblos". 


Pérdida de mujeres


Aunque solo Paderne perderá la escuela, los sindicatos advierten, según la última reunión con el inspector jefe provincial, del cierre de otras 10 unidades docentes, y una de ellas en la ciudad. Esto es para Campos un "círculo vicioso", porque al cerrarse unidades y mezclarse en aulas alumnos de varias edades, "moitos pais acaban levando aos fillos ás cabeceiras comarcais". 

Una de las más llamativas es la pérdida de una unidad de Infantil en el CEIP Manuel Sueiro, en el barrio de As Lagoas de la ciudad, que ya ha motivado las protestas de los padres. 

Se prevén, asimismo, cierres de unidad de Infantil en algunas de las escuelas que están aguantando en el límite. Es así en el CEIP de Sarreaus, donde está en estudio la pérdida de la unidad de Infantil existente. Se perdería, según los planes iniciales, también otra en Rairiz de Veiga y una de Primaria en Vilariño de Conso. En este último caso, Campos cree que provocaría la pérdida de "ata dous postos de traballo".

 En el CEIP Manuel Respino de A Rúa se perderá una unidad de Primaria (de ocho que había), y otra en el Princesa de España de Verín. 


Gana matrículas


Hay lugares donde las matriculaciones van para arriba, incluso para ganar nuevas aulas. Es el caso del CEIP Xunqueira de Ambía –con una más en Primaria–, o el CEIP A Inmaculada, que ganaría una en Infantil y otra en Primaria–.


Cambios de jornada


Otras de las patatas calientes son las peticiones de adaptar los horarios a la jornada continua durante todo el año. El Ben-Cho-Sey de Pereiro de Aguiar lo empezará a aplicar el próximo año. Ahora, la lucha la encabeza en CEIP Seixalbo, el Virxe da Saleta de Cea o el CEIP de O Carballiño.