ALLARIZ

La reforma de la N-525 evitará caídas y mejorará la seguridad

El Ministerio de Fomento invertirá 850.000 euros en la reparación del pavimento y repintar el vial 

Estado que presenta la carretera a su paso por el término municipal de Allariz (Foto: Xesús Fariñas).
Estado que presenta la carretera a su paso por el término municipal de Allariz (Foto: Xesús Fariñas).
La reforma de la N-525 evitará caídas y mejorará la seguridad

Vecinos de Allariz y Sandiás recibían con satisfacción el anuncio realizado esta semana por el Ministerio de Fomento sobre la licitación de la reforma de seis kilómetros de la carretera N-525 (del 210,200 al 217,000) a su paso por el término municipal alaricano, con el objetivo de incrementar la comodidad y seguridad de los usuarios. 

El tramo, que en algunos casos como en la zona de A Padela estaba en un grave estado de conservación, será objeto de una rehabilitación integral con una inversión máxima de 850.000 euros. "Alégrome desa decisión porque responde a un tramo, entre Allariz e Piñeira de Arcos (Sandiás), cun estado lamentable de conservación", señalaba el regidor de Allariz, Francisco García, quien reconocía que "pese a contar coa autovía A-52, son moitos os condutores que utilizan esta estrada para os seus desprazamentos ao polígono de San Cibrao das Viñas ou cara Allariz dende Piñeira, ademais dos pobos do concello como Portela de Aira Vella, Coedo, Torneiros,...".

El regidor nacionalista hacía hincapié en las quejas y el malestar de los conductores, pero también de otro tipo usuarios de la vía como el colectivo ciclista. "Xa houbo algunha caída dun ciclista, a consecuencia dos baches da estrada", reconocía García Suárez, que recordó que la reivindicación ha sido llevada a pleno en varias ocasiones, contando con el respaldo unánime de todos los grupos.

"Nunca es tarde"

Uno de los beneficiarios de esta intervención será el propio alcalde de Sandiás, Felipe Traveso, que todos los días se desplaza a su lugar de trabajo en la villa del Arnoia utilizando esta carretera. "Nunca é tarde!", exclamaba al ser preguntado por el anuncio hecho público por Fomento, al tiempo que subrayó que, pese no haber remitido ninguna petición oficial de arreglo de esta vía, "si que lles transmitín aos responsables na materia nas distintas xuntanzas, a nosa preocupación polo estado da estrada e a necesidade de arranxala", dijo.

Dos meses para recuperar 6,8 kilómetros de carretera

Las obras de rehabilitación de la N-525 afectarán a un tramo de 6,8 kilómetros de calzada, entre el Alto de Sandiás y el parque empresarial de Chorente (Allariz), con un presupuesto máximo de licitación de 850.000 euros, de los cuales 151.000 son de IVA. El proyecto incluye el fresado de la calzada, en la profundidad necesaria en cada caso, y la posterior reposición del firme con mezclas bituminosas en caliente. Una vez ejecutados los trabajos, se procederá al repintado de las marcas viales.

Para llevar a cabo la intervención, tal y como se recoge en el Boletín Oficial del Estado, la empresa adjudicataria tendrá un plazo máximo de ejecución y entrega de dos meses. Los interesados tienen de plazo hasta el día 5 de febrero de 2018 para presentar sus ofertas, que se harán públicas el 26 de febrero.

 El proceso de  adjudicación, que recaerá en la oferta económica más ventajosa, cuenta entre los requisitos específicos exigidos al contratista que la empresa cuente con trabajadores con discapacidad o aquellas que se dediquen a la promoción e inserción laboral de personas en situación de exclusión social.