BALONCESTO

Barça y Madrid, a la final

El equipo azulgrana tumbó al Tenerife y busca reeditar el título copero (19:30, #Vamos)

 

Iverson y Hanga disputan un balón en el Barça-Tenerife.
Iverson y Hanga disputan un balón en el Barça-Tenerife.
Barça y Madrid, a la final

El Barcelona Lassa acabó ayer, con más suficiencia de la prevista, con el sueño copero del Iberostar Tenerife, al que desbordó durante gran parte de la primera semifinal (92-86), lo que le permitirá defender hoy, ante el Real Madrid, el título logrado en 2018.

A pesar de su meritoria reacción en el último cuarto, el equipo canario, que se había impuesto en cinco de los seis últimos enfrentamientos entre ambos, no fue rival para el líder de la Liga ACB, que presentó su candidatura al triunfo en la que será su octava final de los últimos once años.

Los azulgranas salieron más enchufados a la pista, con Pau Ribas y Thomas Heurtel como principales argumentos ofensivos. Su férrea defensa asfixiaba una y otra vez a un equipo canario que tardó en carburar y al que le costaba un mundo culminar cada ataque.

Los tinerfeños, con solo cinco puntos en los seis minutos iniciales y varias pérdidas, dejaron vía libre a un Barça que aprovechó para castigar cada error, por lo que las diferencias subieron rápidamente y al descanso eran ya de 14 puntos. El equipo azulgrana, a la final. 

El Real Madrid se clasificó también ayer para la fina de la Copa del Rey al derrotar al Divina Seguros Joventut en un encuentro que dominó de principio a fin. 

El conjunto de Pablo Laso salió muy serio, dominó el rebote en el primer cuarto y con un parcial de 8-0 se hizo con una renta de ocho puntos con la que se llegó al final del primer cuarto (26-18).+

En la reanudación, los blancos siguieron siendo más fuertes que el Joventut en la pintura, con Ayón y Reyes muy activos, y alcanzaron el descanso con una renta de diez puntos (48-38).

En la reanudación, el Madrid no levantó el pie del acelerador y con dos triples seguidos de Llull y Deck firmó otro parcial de 12-0 que dejó el partido prácticamente sentenciado (66-48, min.27).
En el último periodo, el Joventut aprovechó la relajación madridista para maquillar el resultado. 

 El Real Madrid se clasificó también ayer para la fina de la Copa del Rey al derrotar al Divina Seguros Joventut en un encuentro que dominó de principio a fin. 
El conjunto de Pablo Laso salió muy serio, dominó el rebote en el primer cuarto y con un parcial de 8-0 se hizo con una renta de ocho puntos con la que se llegó al final del primer cuarto (26-18).
En la reanudación, los blancos siguieron siendo más fuertes que el Joventut en la pintura, con Ayón y Reyes muy activos, y alcanzaron el descanso con una renta de diez puntos (48-38).
En la reanudación, el Madrid no levantó el pie del acelerador y con dos triples seguidos de Llull y Deck firmó otro parcial de 12-0 que dejó el partido prácticamente sentenciado (66-48, min.27).
En el último periodo, el Joventut aprovechó la relajación madridista para maquillar el resultado.