FORO LA REGIÓN

Aguiar Castro: “Lo que para unos es fácil, para otros es un drama"

La directora de Relaciones Institucionales del Concello de Vigo será otra de las ponentes en el Foro La Región sobre la Ley de Contratos

Yolanda Aguiar Castro.
Yolanda Aguiar Castro.
Aguiar Castro: “Lo que para unos es fácil, para otros es un drama"

La directora de Relaciones Institucionales del Concello de Vigo, Yolanda Aguiar, será otra de los protagonistas del Foro La Región de mañana para desgranar la nueva Ley de Contratos. Desgranará su experiencia en una gran ciudad, muy distinta de la de un concello pequeño.

¿Está suponiendo un cambio importante?

En Vigo no tanto porque al ser relativamente grande y saber que se iba a aplicar desde hace tiempo nos habíamos ido adaptando. Sí que supone un cambio profundo de hábitos y culturas, significa la incorporación de una visión estratégica de la contratación pública.

¿Da problemas?

Soy de las que defiendo las bondades de la ley, pero sí que es farragosa, difícil de manejar. A nosotros no nos está dando problemas, sí hay una cierta resistencia al cambio, pero al igual que la nueva Ley de Procedimiento Administrativo. Es una transición hacia la modernidad.

No será lo mismo en pequeños concellos.

Sé que hay muchos ayuntamientos de Galicia que están teniendo problemas, puede suponer un verdadero trastorno.

¿Es complicado legislar para un conjunto tan diverso?

Efectivamente. Es una planta con muy poca homogeneidad. Lo que para un ayuntamiento como Vigo puede resultar relativamente fácil, con sus problemas, para otros es un auténtico drama. Las diputaciones están llamadas a replantear su papel y deben jugar un papel nuclear para resolver problemas.

¿Ahí puede haber cierto riesgo de colapso?

Está habiendo problemas aunque las diputaciones echan una mano. En España somos un poco dados a no ponernos a la obra hasta que le vemos las orejas al lobo. Sabíamos que había que hacer unos deberes importantes, es un reto muy importante.

Una prueba de las dudas que genera es que ya se ha modificado.

Destaco que incrementa la transparencia, toca cuestiones sociales o medioambientales, pero la parte negativa es que es ambigua, no contribuye a la seguridad jurídica, la mejor muestra es que ha habido pronunciamentos totalmente contradictorios de los órganos consultivos. La tacha de la ley es su técnica jurídica.

¿Los técnicos dudan?

Claro, estamos un poco a la expectativa de los dictámenes y no ayuda que estos sean dispares. Pero supongo que será un período corto, cuando se solvente, espero que no haya un exceso de litigiosidad e impere el espíritu de la ley, que tiene cosas muy positivas, aunque claro que mejorables.

¿Se pierde cierta agilidad en cuestiones de intendencia?

Había que erradicar ciertas prácticas arraigadas, pero sí que es cierto que para cuestiones de urgencia y de poco presupuesto ayudaban los contratos menores. Ahora hay modalidades que permiten solucionar esto, tampoco hay que vovlerse locos. Lo peor de la nueva ley es la disparidad de criterios, insisto.