FORO LA REGIÓN

Álvarez Cascos: "El Puente Nuevo es fruto del esfuerzo inversor del país en infraestructuras"

El que fue ministro de Fomento durante el gobierno de Aznar, entre 1996 y el año 2000, Francisco Álvarez-Cascos, llega al Foro La Región de este jueves, en el marco de las actividades del centenario del Puente Nuevo. A las 20,15 horas en el Marcos Valcárcel

Francisco Álvarez-Cascos estará hoy en el Foro La Región.
Francisco Álvarez-Cascos estará hoy en el Foro La Región.
Álvarez Cascos: "El Puente Nuevo es fruto del esfuerzo inversor del país en infraestructuras"

El que fue ministro de Fomento durante el gobierno de Aznar, entre 1996 y el año 2000, Francisco Álvarez-Cascos, llega al Foro La Región de este jueves, en el marco de las actividades del centenario del Puente Nuevo, para repasar 100 años de infraestructuras en España, con una mirada al presente. "El Puente Nuevo no es una casualidad, sino que se relaciona con el hecho general de la apuesta de España por las infraestructuras en el siglo XX", adelanta el doctor en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. "El puente es uno de los primeros ejemplos de este esfuerzo inversor de España. Se inauguró una obra fundamental para el futuro de Ourense, en todos los aspectos: urbanísticos y de comunicaciones", subraya Álvarez-Cascos, que se suma a la fiesta de aniversario de la enseña ourensana con la conferencia que impartirá, a partir de las 20,15 horas, en el centro cultural Marcos Valcárcel. El ingeniero de Caminos , Canales y Puertos, Ángel Mario Carreño Rodríguez-Maribona; presentará al ponente.

¿La Galicia interior está discriminada a nivel de infraestructuras?

Es justo subrayar que en Galicia, y en particular en Ourense, hay una laguna inexplicable, la autovía Ourense-Lugo. Soy testigo directo de que en 2004 el expediente de esa autovía estaba pendiente de la declaración de impacto en el medio ambiente, muy avanzada en su tramitación administrativa, pero han pasado 14 años y solo hay un tramo en obras. La política de recortes es imprescindible, pero en el caso Ourense-Lugo va mucho más allá de esa política. Creo que la autovía Ourense-Lugo tiene suficiente antigüedad como para no ser una de las autovías olvidadas o congeladas en España.

¿Lo pondría como prioridad antes que el AVE a Galicia?

Creo que no es un problema de elegir dónde se pone el dinero, es un problema de que con las inversiones ferroviarias, lo que hay que hacer es terminar lo que se proyectó hace años. El AVE a Galicia se inició en el 2000 y solo se puso en servicio el  tramo Ourense-A Coruña, es urgente terminarlo. Creo que hay un déficit de atención al noroeste español en el capítulo ferroviario, a las inversiones en los corredores hacia Francia por Burgos y Vitoria, hacia el Cantábrico, Asturias y Santander y al noroeste español hacia A Coruña y Vigo. 

¿Confía en que llegue la Alta Velocidad en 2019?

No lo sé. Lo que creo es que las obras que se empezaron en España hace unos años deben ser prioritarias en su conclusión, para ponerlas en servicio y empezar a sacar rentabilidad a la inversión realizada.

Y por carretera, ¿ve esa "discriminación" del noroeste, como la autovía Ourense-Lugo?

La situación de la red española de autovías y autopistas está más homogéneamente repartida, pero hay singularidades, una de ellas es la Galicia interior. Merece una respuesta en la atención inversora.

¿Se ha invertido en obras faraónicas que hoy no tienen uso?

No creo en el concepto de una infraestructura faraónica, forma parte de una campaña de descrédito de las infraestructuras que se está produciendo en los últimos años, porque no se puede criticar una política inversora que colocó a España a la cabeza de Europa en el desarrollo de infraestructuras. Lo que creo es que la administración debe de funcionar con un concepto equilibrado para tratar por igual a los distintos territorios de España. No creo en la política de que solo hay que hacer infraestructuras en las regiones más desarrolladas por el concepto de la rentabilidad de una inversión, por ese camino dos cuartas partes de España no tendrían infraestructuras. Creo que las infraestructuras vertebran el territorio y España lo necesita para alcanzar los conceptos europeos de convergencia y cohesión.  

¿Cree que Galicia necesita tres aeropuertos?

Creo que eso debe analizarse desde la perspectiva de los usos de aeropuertos. Creo que en España la aviación civil de carácter privado no se ha desarrollado como en otros países. Las infraestructuras responderían a ese potencial de crecimiento. Ahora bien, si haces infraestructuras pero no haces política de transporte aéreo, no sirve de nada. El debate de que en Galicia se pueda resolver con un aeropuerto o con tres, prefiero que se haga desde Galicia. En mi época de ministro hice muchos esfuerzos por mejorar las terminales de vuelos privados.

¿Qué marcaría como éxito en su etapa de ministro?

Creo que entre 1996 y 2004, lo más destacable de la política de infraestructuras son dos referencias: que España aprovechó casi al 100% los fondos europeos para multiplicar la inversión en infraestructuras, cosa que otros países europeos, con los mismos apoyos, no lo gestionaron bien. El Plan de Infraestructuras  de Transporte (PIT) del gobierno de Aznar creo que atendió por igual a todos los territorios de España. Son las dos características de las que me siento más orgulloso.

¿Y fracasos?

Me hubiera gustado avanzar más rápidamente en los corredores de alta velocidad.

¿Por qué pasó de la ingeniería a la política?

Consideré que una vez que había superado una etapa en mi vida estudiantil y profesional, había que preocuparse un poco de las cosas de todos. Y la política es un poco empresa de todos. Y creo que contribuí hasta el 2004, el año que lo dejé voluntariamente, a eso.

¿La decisión de dejar el PP fue meditada?

Creo que el PP de Asturias me dejó a mí. Respondí a una situación de comportamiento del partido en Asturias conmigo, que el PP nacional respaldó. Mi etapa en el PP había terminado y me desligué voluntariamente.

¿Cómo ve la situación política actual del país?

Creo que vivimos un tiempo muy confuso donde se está utilizando la goma de borrar para relatar la historia y contarla a gusto de determinados partidos, y eso no es un buen camino. Eso está teniendo una expresión muy concreta y se vio en la moción de censura. Ahora España está gobernada por un partido sin programa. Tenemos un gobierno sin partitura y hay mucha gente que no le da importancia a esto. Es un concepto de la política muy peligroso, equivocado y que no va a llegar a ningún puerto.