ATLETISMO

Los atletas ponen la luz entre la dureza

Más de un centenar de valientes cumplieron con éxito los 16,8 kilómetros del III Trail Nocturno que se disputó en Boborás

Los atletas antes de la salida del Trail Nocturno de Boborás.
Los atletas antes de la salida del Trail Nocturno de Boborás.
Los atletas ponen la luz entre la dureza

Sábado noche. Mientras muchos se van a disfrutar de las diferentes fiestas que hay por el entorno ourensano, un grupo de valientes prefiere correr. Y no de cualquier forma. Con la noche cerrada sobre sus cabezas, la ayuda de una luz y sobre un recorrido de 16,8 kilómetros duro y exigente.
Fueron los ingredientes de la tercera edición del Trail Nocturno de Boborás, que reunió a más de un centenar de atletas, tanto en categoría masculina como femenina.

Una prueba valedera para el circuito de trails autonómico, de la que fue quinta prueba de esta campaña.
Ya sobre el terrero, los mejores especialistas se esforzaron para cumplir con el objetivo. Entre los chicos, Rubén Martínez (Club Atletismo Negreira), con un ritmo de 4:27 el kilómetro, fue el más rápido de la velada. No lo tuvo fácil, pero supo aguantar la exigencia y cruzar la línea de meta en primera posición tras marcar un tiempo de 1.14:45.

Por detrás, Óscar Piñeiro (Kennel Den) peleó el triunfo hasta el final y finalizó segundo a tan solo 9 segundos del vencedor. Carlos Martínez (Club Atletismo Negreira) completó los puestos de honor con 1:17:11, dejando un podio muy familiar ya que es hermano del ganador.


Sin discusión


En el cuadro femenino, la victoria fue para Mónica Touriño (Kennel Den), que impuso un ritmo elevado de 5:39 el kilómetro imposible de seguir para sus rivales. Paró el cronómetro en 1:35:00 y pudo entrar en meta en solitario, sin presión y disfrutando de una merecida y meritoria victoria en su categoría. 

Por detrás, Beatriz Barroso (Tribu Trail) aseguró el segundo peldaño del podio con 1:46:01, mientras que María Fabeiro (CDM Vértice) se agarró con uñas y dientes a la tercera posición tras realizar una marca de 1:49:28 sobre los 16,8 kilómetros de recorrido.

Y de esta forma, poco a poco, fueron entrando en la meta situada en el polideportivo de Boborás todos los deportistas que se enfrentaron a la oscuridad, la dureza y las condiciones meteorológicas.

Los mejores especialistas gallegos estuvieron en tierras ourensanas para disputar una prueba que gana enteros año tras año, que forma parte del circuito autonómico y que a buen seguro que en las próximas ediciones quiere seguir creciendo en participación y nivel. Por el momento, brilló a pesar de la oscuridad a la que se enfrentaron los atletas.