GALA + DEPORTE

Aurora Martínez, alma máter de la gimnasia gallega

Su nombre resume décadas en la gimnasia rítmica. No solo ourensana, también gallega y nacional. Su esfuerzo, en paralelo con los éxitos, le sirvieron para recibir el premio al espíritu deportivo en la XVII Gala +Deporte y echar la vista atrás.

Aurora Martínez, con la que fue su alumna, Pino Díaz, durante la Gala +Deporte.
Aurora Martínez, con la que fue su alumna, Pino Díaz, durante la Gala +Deporte.
Aurora Martínez, alma máter de la gimnasia gallega

El deporte no solo es lo que se ve sobre el césped, la pista o el tartán. Para llegar a eso, hay un trabajo incansable de mucha gente que, en no pocas veces de forma desinteresada, pone su trabajo al servicio de los demás. Muchas veces no es sencillo. Otras, toca ser pioneros. Lo sabe bien Aurora Martínez. Su nombre resume décadas en la gimnasia rítmica. No solo ourensana, también gallega y nacional. Su esfuerzo, en paralelo con los éxitos, le sirvieron para recibir el premio al espíritu deportivo en la XVII Gala +Deporte y echar la vista atrás.

Concretamente hasta 1974, el año en que, junto a su marido, el ya fallecido Antonio Prada, Aurora Martínez fundaba el Gimnasio 2000 que, con el paso de los años, se convirtió en un club, un lugar, una familia. Tanto, que sirvió para colocar a Ourense en lo más alto de la gimnasia autonómica y española. El vivo ejemplo de empezar de cero y llegar a la cima a base de trabajo, esfuerzo y talento.

Porque Martínez pulió talento. Los nombres de la olímpica Marta Bobo (con vídeo dedicado incluido) o de Pino Díaz son los primeros en venir a la mente. Y precisamente Díaz fue la encargada de darle el galardón en un momento emotivo que disfrutaron ante un auditorio entregado que aplaudió a esa mezcla de pasado, presente y futuro.

"Traía unas palabras preparadas pero, por la emoción, las voy a dejar a un lado. Gracias a +Deporte por este maravilloso premio que tanto hace a nivel social. Agradecer a mi familia, recordar a mi marido y dirigirme a mi único nieto, Duarte, para que los valores del deporte no le abandonen", señaló Martínez.


Presente y futuro


No fue el único galardón especial de la gala. El premio deporte sin límites tuvo dos protagonistas con un nexo común, el atletismo popular. Manuel Fernández Ledo y José "Pepe" Martínez  son el ejemplo de las ganas de superación. Superando los 80 años, el primero con el Ourense Atletismo y el segundo de forma independiente, son fijos en las carreras populares de la ciudad y la provincia.

Además, el jurado quiso reconocer el año excepcional de Paula Ginzo en el mundo del baloncesto con una mención especial. Debutó y se asentó en la élite sin olvidar implicarse con su Ourense natal, debutó con la selección absoluta y no faltó a su cita con las medallas internacionales con las selecciones nacionales de base. 

A través de un vídeo (recogió el premio su madre) agradeció el homenaje y destacó que "el hecho de que la ciudad reconozca mi trabajo, es un impulso para continuar adelante".