ATLETISMO

Valientes contra viento, marea y 102 kilómetros hasta la capital gallega

La tercera edición de la carrera que une O Carballiño con Santiago de Compostela puso a prueba a 89 participantes que superaron distancia y temporal en una prueba épica

La salida, todavía en plena noche, reunió a casi un centenar de atletas.
La salida, todavía en plena noche, reunió a casi un centenar de atletas.
Valientes contra viento, marea y 102 kilómetros hasta la capital gallega

La explanada de la iglesia de Veracruz de O Carballiño se fue llenando poco a poco de deportistas. De valientes. Eran las siete de la mañana del sábado y el temporal amenazaba. Aún así, 89 atletas de fondo estuvieron en la línea de salida de la tercera edición del 102 kilómetros Carballiño-Santiago. 

Una cita que transcurre, en su mayor parte, por el Camino de Santiago y que si normalmente es un reto muy exigente, con las condiciones climatológicas de este año, se convirtió en un auténtico desafío para todos los que se atrevieron.

"En la charla que damos el día antes, ni uno preguntó si se iba a suspender por el mal tiempo", apunta Fernando Guerra, presidente del Club Atletismo Carballiño, que organizó la carrera. Un esfuerzo también para ellos y los voluntarios que controlaron que todo saliese bien. "La mayor recompensa, la felicitación que recibimos al término de la prueba de todos los corredores", destaca.

Al final fueron 59 los que lograron cumplir con el objetivo y llegar a los pies de la Catedral de Santiago. El primero de ellos fue Daniel Fernández, de Viveiro, que superó todos los récords tras emplear 9 horas y 12 minutos. En el caso de las chicas, la mejor fue Belén Rodríguez, de O Carballiño, también batiendo la mejor marca femenina con 12 horas y 45 minutos. 

Se trataba de una prueba no competitiva donde los resultados eran lo de menos. Su esencia está en la épica. Y la borrasca "Félix" se encargó de elevar su nivel. Pero en este caso, los hombres y mujeres que se calzaron las zapatillas consiguieron ser más fuertes que la naturaleza.