MONTERREI

El parque de A Preguiza, en Verín, ocupará más de 25.000 metros cuadrados

Después de dos años, el Concello completa la expropiación de terrenos

Futura ubicación del parque de A Preguiza en el mapa del municipio.
Futura ubicación del parque de A Preguiza en el mapa del municipio.
El parque de A Preguiza, en Verín, ocupará más de 25.000 metros cuadrados

n n n El Concello de Verín anunció la inminente creación del pulmón verde del municipio, el parque de A Preguiza. La administración local completó el expediente de expropiación de terrenos, el último de los trámites que permitirá la construcción de la zona, que ascenderá a una superficie de 25.400 metros cuadrados. La extensión se convertirá en el primer espacio de recreo a disposición de los vecinos, unido al que se creará con el proyecto de Fontenova. Este plan, iniciado hace más de dos años, contará con una inversión de casi 98.000 euros. 

El alcalde del municipio, Gerardo Seoane, aseguró que los trámites para cerrar el proyecto de forma definitiva están en su fase final. "A maior parte dos propietarios xa asinaron o acta de ocupación e os restantes atópanse preparando a súa documentación para asinala nun breve período de tempo", comentó Seoane. Además, el regidor  destacó que el proceso había sido sencillo porque "non houbo ningún tipo de reclamación por parte

dos propietarios dos terreos".

Este parque natural se encuentra incluido en un proyecto de recuperación de zonas verdes en el concello de Verín, que pretende abarcar un total de 12 hectáreas a ambos lados del río Támega. 

Hasta el futuro espacio verde podrá llegarse, además de desde las inmediaciones de la Alameda, por el vial en el que también ya se trabaja y que acabará descongestionando el tráfico de la carretera de Laza, para derivarlo por la nueva comunicación hacia la plaza Alameda y, posteriormente, a la Nacional 525. 


Primera actuación


El proyecto del grupo de gobierno es mucho más ambicioso. Además de la construcción de un parque en las inmediaciones del río, está proyectado un puente sobre el Támega que permitirá enlazar el vial de la Marbana con la carretera de Vences, consiguiendo así mayor descongestión del tráfico por el paso elevado actual de San Lázaro, el único que soporta la salida de vehículos desde el casco urbano. Un parking para autocaravanas completará el mejorado recinto.