ACOSO SEXUAL

Un barrio parisino, bajo vigilancia policial por varios casos de acoso sexual

La violencia en el desfavorecido barrio de Pajol, situado en el distrito XVII y repleto de vendedores ambulantes y traficantes, está asociada al consumo de alcohol.

Un barrio parisino, bajo vigilancia policial por varios casos de acoso sexual

 El barrio de Pajol, en el norte de París, está bajo un plan especial de vigilancia policial ante los casos de acoso sexual registrados en esta zona, comunicó hoy el ayuntamiento de la capital francesa.

"París y la dirección de la Policía han identificado la problemática hace varias semanas y han desplegado un dispositivo dedicado a sancionar a los autores de estos actos para que se regrese a la normalidad lo más rápido posible", señaló en un comunicado el consistorio parisino.

La nota del ayuntamiento fue divulgada después de un reportaje publicado hoy en el diario "Le Parisien", que constata el temor de las mujeres a salir solas a la calle ante el acoso habitualmente verbal, pero también físico, al que son sometidas por grupos de hombres.

"No toleraremos que un barrio sea presa de actos de discriminación contra las mujeres. Esa situación no corresponde ni a los valores de París ni a los de la República" francesa, afirmó en el comunicado la alcaldesa socialista, Anne Hidalgo.

Junto al refuerzo policial, al ayuntamiento de París indicó que se estudiará la creación de un grupo local de lucha contra la delincuencia, en una reunión que se celebrará con el fiscal de la República, François Molins, el próximo 31 de mayo.

La violencia en el desfavorecido barrio de Pajol, situado en el distrito XVII y repleto de vendedores ambulantes y traficantes, está asociada al consumo de alcohol.

Desde comienzos de 2017, han sido arrestadas 110 personas en esta multicultural zona entre los metros de La Chapelle y Barbès, que cuenta con populares establecimientos de comida africana.