ARQUEOLÓGOS

Los arqueológos revisan el entorno de Santo Domingo

Es un paso necesario para preservar los restos de la parcela destinada a la nueva residencia

Restos de la canalización de agua en la parcela en donde se construirá la residencia de mayores.
Restos de la canalización de agua en la parcela en donde se construirá la residencia de mayores.
Los arqueológos revisan el entorno de Santo Domingo

 La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural ha autorizado al patronato de la Fundación Hospital Asilo Nosa Señora dos Anxos de Ribadavia la realización de un estudio arqueológico en la parcela en donde está proyectado construir una nueva residencia de mayores."Agárdase que este estudo supoña un punto de inflexión para o proceso de modernización e permitirá continuar co desenvolvemento do anteproxecto da nova edificación", señalan los responsables del patronato.

El terreno está ubicado al lado del actual asilo, cuyo edificio está incluido en el conjunto monumental de Santo Domingo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). En ese espacio ha sido descubierta una antigua canalización de agua y, por ese motivo, es necesario realizar el estudio arqueológico como paso previo a la redacción del anteproyecto.

El estudio será realizado por el arqueólogo municipal y será después Patrimonio quien decida lo que se hará con esos restos, "se van quedar á vista ou que hai que facer con eles", puntualiza el presidente del patronato y alcalde de Ribadavia, Ignacio Gómez. El regidor añadía que "é un avance moi importante no proxecto da residencia". En ese sentido, el alcalde espera que el estudio esté concluido antes de que finalice el presente año.

El patronato está integrado por el párroco de Ribadavia, el gerente del asilo y representantes de todos los grupos de la corporación municipal. Se reunirá el próximo 10 de octubre para abordar diversos asuntos, entre ellos, la autorización que acaba de recibir de Patrimonio.

Paralelamente, el Concello ultima la negociación con el propietario de una pequeña finca que se pretende añadir a la superficie ya disponible para construir la nueva residencia, que sustituirá al actual asilo, que debido a la antigüedad del edificio y por ser BIC, no se puede adaptar para poder acceder a las ayudas oficiales.