INFRAESTRUCTURAS

El Concello de Ribadavia urge a la Xunta la apertura del Museo do Viño

El plazo de dos meses previsto por Cultura y Educación expiró y la oposición mete presión al gobierno

El Museo do Viño se ubica en la antigua rectoral de Santo André.
El Museo do Viño se ubica en la antigua rectoral de Santo André.
El Concello de Ribadavia urge a la Xunta la apertura del Museo do Viño

La puesta en marcha de las instalaciones del Museo do Viño está levantando ampollas entre la Corporación del Concello de Ribadavia. El incumplimiento de los plazos generó una tensión que se deriva en que, actualmente, los grupos de la oposición busquen un culpable. Ribeiro en Común presentó una moción en la que piden "unha vez máis" que se abran de forma definitiva al público estas instalaciones. El portavoz del grupo, Brais Fidalgo, aseguró que el Museo do Viño ya se había inaugurado por las autoridades y que ya estaba en marcha el proceso de externalización. Estas declaraciones fueron negadas por el alcalde, Ignacio Gómez, que aseguró con ironía que "yo creo que hay un error, si lo inauguraron tuvo que ser de noche porque nadie me avisó". Gómez quiso poner fin a esta controversia declarando que desde el gobierno local compartían esta reivindicación y se encargarán de trasladarla porque "lo que no compartimos es a quién se la están trasladando", respondió el alcalde, añadiendo que "lo que no podemos hacer los concellos es tapar los problemas de la Administración y hacernos cargo de proyectos que nos vienen grandes, como cualquiera comprenderá". 

"Nos aseguraron que el Museo do Viño se inauguraría este otoño, y lo consideramos tarde, tenía que haberse hecho esto mucho antes y no es porque no lo hayamos reclamado a la Xunta", afirmó el alcalde. Ignacio Gómez se mostró contento con lo que supondrá este proyecto para el municipio afirmando que, "cuando se acabe, esperemos que pronto, bienvenido será".

Aún Así, según la Xunta de Galicia, su apertura debería ser inminente. En la actualidad se encuentra en trámite administrativo la concesión del servicio de atención al público y de control de las instalaciones, licitada por 74.607 euros y que, una vez resuelta, se formalizará el correspondiente contrato para su gestión. Las obras se corresponden con arreglos en el suministro, la elaboración y montaje de los elementos propios del Museo do Viño, tanto estructurales como ornamentales. El proyecto contó con una inversión de 419.840 euros, que está cofinanciada al 80% por el Fondo Europeo de Desenvolvemento Regional. 

Estas no son las primeras actuaciones que se llevan a cabo. Precisamente 30 años atrás, el Concello comenzaba con la restauración de la antigual rectoral de Santo André de Camporredondo, gracias a los trabajos de la escuela taller.


Un plan acordado entre la Xunta y la Diócesis ourensana


La ejecución del proyecto museístico que se está ejecutando se materializó tras el acuerdo alcanzado entre la Xunta y la Diócesis de Ourense para prorrogar la cesión del edificio de la rectoral de Santo André al Gobierno autonómico durante otros 25 anos más, teniendo en cuenta que en este año expiraba el plazo de 30 anos de traspaso al Concello de Ribadavia, que había solicitado en 1988 la cesión de este espacio para los trabajos de la escuela taller.