SUCESO | OURENSE

Agreden a los dueños de una tienda al ser pillados robando

La Policía detuvo en la calle a los agresores, que habían entrado como clientes al negocio, en Progreso 

Un coche de la Policía Local en la entrada del negocio en el que se produjo la agresión.
Un coche de la Policía Local en la entrada del negocio en el que se produjo la agresión.
Agreden a los dueños de una tienda al ser pillados robando

Un hombre y una mujer fueron detenidos en la tarde de ayer por la Policía Local después de agredir a una matrimonio propietario del negocio de calzado conocido como Calza Mundo, situado a las altura del número 115 de la rúa Progreso de la ciudad.

 

 

La agresión se produjo poco antes de las siete de la tarde, cuando una mujer entró el negocio observando todos los productos de las estanterías, a la vez que, según explicaron las víctimas, iba metiendo algunos en un bolso.

Los empresarios, de origen chino, la estaban vigilando, y al intentar abandonar el local le indicaron que pasara por caja. La mujer, según explicó el comerciante, dio un silbido, saliendo en su ayuda un hombre. "Comenzaron ambos a agredirnos. Nos dieron puñetazos y empujones, pero no solo a nosotros también a una cliente", añadió el industrial. Los presuntos delincuentes intentaban marchar, pero los comerciantes los agarraron, continuando el enfrentamiento en la acera.

Alerta en la calle

Uno de los múltiples conductores que circulaban a esa hora por la rúa Progreso, José Nogueira-Pinto González, alertó de la agresión a la Policía Local, acudiendo varias patrullas que detuvieron a uno de los presuntos agresores en el lugar.

La mujer intentó huir, pero también fue detenida a escasa distancia. "Vi que estaban golpeando a una mujer y consideré que mi deber era el de llamar a la policía", apuntó José Nogueira, quien el pasado mes de abril también fue agredido por cuatro hombres en el Paseo, tras pedirle que retiraran el coche. Ayer, este conductor creyó que se trataba de una pelea callejera. "Aparqué mal el coche, llamé y a los pocos minutos ya estaban allí los agentes y me percaté que era por algo de un robo", aseguró el conductor.