MEDIO AMBIENTE

Los concellos piden ayuda para poder cumplir la prevención antiincendios

Los alcaldes ven "imposible" que todo esté limpio el 31 de mayo y el riesgo de fuegos es ya alto o extremo en algunas zonas

Los concellos piden ayuda para poder cumplir la prevención antiincendios

"Imposible". Es la palabra más repetida entre los alcaldes sobre la obligación de mantener limpias de maleza las franjas de 50 metros cerca de las viviendas antes del 31 de mayo, por lo que piden ayuda a las autoridades. Algunas partes de la provincia estaban ya ayer en riesgo de incendio "alto" o "extremo" , en concreto el entorno de la ciudad y los concellos de la ribera el Miño, y parte de la comarca de Valdeorras. 

Los municipios, como responsables subsidiarios, deben actuar o, al menos, así lo manifiestan desde la Consellería de Medio Rural, en materia de prevención de incendios.  "A lei é clara a este respecto e di que o 31 de maio deben estar rematadas as medidas de xestión da biomasa –as rozas–", aseguran. 
Sin embargo, los alcaldes no ven factible, un año más, el cumplimiento de los plazos, una vez que se ha adelantado un mes respecto a otros años. "Xa non se cumpría o ano pasado, pois menos neste, porque aínda non hai nin brigadas contratadas", recuerda Amador Vázquez, regidor de Vilamarín. 


Necesidad de un “plan B"


Esta misma semana, ardían fincas particulares en el núcleo de San Amaro, y uno de los vecinos lamentaba la proliferación de maleza en las mismas. Y es que la ley parece no cumplirse. El alcalde de O Barco de Valdeorras y presidente de la Federación Galega de Municipios y Provincias, Alfredo García, también alerta de que es "imposible" cumplir el plazo de limpieza de fincas antes del 31 de mayo, y aboga por ir a un "plan B", mediante expedientes sancionadores, porque ese no va a ser "un día mágico en el que se van a resolver los problemas". 

Esta labor de limpieza para la prevención de incendios forestales recae sobre los propietarios de los terrenos y, de forma subsidiaria, sobre los concellos. "É dicir, en caso de que os particulares non actúen, pode facelo o concello e remitirlle a correspondente factura", subrayan en Medio Rural.
La Xunta se muestra dispuesta a colaborar con los municipios, "de feito facémolo a través de diversas fórmulas", pero recuerda que "é responsabilidade deles o cumprimento desta normativa e recordar aos veciños as condicións da mesma". 

Esa colaboración con la Xunta precisa de la firma de un convenio en junio o, al menos, en eso confían en la Fegamp. El objetivo sería permitir que las parcelas abandonadas puedan ser usadas por vecinos interesados en explotarlas. 

Y es que los problemas no han cambiado respecto a otros años, y en la provincia, las dificultades son manifiestas. Alfredo García calcula que entre el 45% y el 50% de buena parte de la provincia de Ourense seguirá sin tener propietarios identificados el próximo 1 de junio. En concreto, esta es la cifra que señala para O Barco, un porcentaje "extrapolable" a otros concellos. "Cuando identifico a un dueño, ya tengo a quién decirle "desbroza",recuerda. 

El Concello de O Barco ya asumió desbroces de parcelas de propietarios desconocidos en algunas parroquias. Sin embargo, García reconoce que "no damos abasto"  para hacerle frente. 

Concellos afectados el año pasado, como Parada de Sil, coinciden. "É imposible cumprir co prazo. Non teño traballadores para facer as limpezas. E aínda que os tivese, se limpasen agora, a finais de xuño volvería estar todo igual", dice Yolanda Jácome 
Además, introduce otro problema, que es la recogida de la hierba para segar: "Terán que facelo cando estean secas", por lo que cree que los tiempos marcados no son los adecuados. En su caso, se han puesto bandos, pero si los vecinos no limpian, no ve factible poner a las brigadas a hacerlo: "Se non, quedarían os camiños sen limpar". 


Problema de tiempo


Más al sur, en A Mezquita, también coinciden con el problema. "É imposible, dío todo o mundo. Non se dá cumprido a orde. Por exemplo, a un veciño que está en Buenos Aires, entre que lle notificas que ten que limpar e lle chega, xa se pasou o prazo", indica Rafael Pérez, regidor de A Mezquita. Este alcalde pone el foco también en la contratación de personal para la prevención mediante la empresa Seaga:  "Non sei por que non se nos dá diñeiro da prevención, para podelo xestionar". En Oímbra, están

avisando a los particulares de los que disponen el contacto pero "non será posible que todo se poida limpar, hai terreos de descoñecidos cos que non se dá contactado", dice la alcaldesa, Ana Villarino, que destaca que el tractor municipal trabaja en los desbroces. 

Mientras, en Vilamarín, Amador Vázquez resalta que "non temos medios para multar e moito menos podemos expropiar" a los propietarios que no cumplen la ley. "Imos facendo o que podemos, temos estradas e camiños municipais levantados polas árbores, pero non hai medios para limpar o dos particulares", recuerda. 
En la ciudad, no son ajenos al problema. El concejal de Medio Ambiente, José Araújo, explicaba esta semana a la oposición que "la falta de personal es un problema" y que las notificaciones individuales son "inviables". Ante esto, se plantean anunciar en el boletín provincial las fincas que se deberían limpiar.