EN OURENSE

Los delitos sexuales y los homicidios aumentan en 2017

La tasa de criminalidad se mantiene en la provincia con 23,5 infracciones por 1.000 habitantes

El homicidio de Carballiño ocurrió en la casa familiar.
El homicidio de Carballiño ocurrió en la casa familiar.
Los delitos sexuales y los homicidios aumentan en 2017

El balance de criminalidad del primer trimestre del año favorece a la provincia en cuanto a que bajan los delitos con respecto a 2016 (33 menos) pero, entrando al detalle, aparecen indicadores poco halagüeños. Hubo más homicidios, delitos contra la libertad e indemnidad sexual y hasta un secuestro en la ciudad (un indigente que fue retenido en marzo contra su voluntad durante dos días).

 

 

Así, entre enero y marzo, hubo dos muertes violentas. En Carballiño, José Alén Lorenzo, quien padece una demencia senil, mató a su esposa Virginia Ferradás el 29 de enero. Unos días antes, el 23, Francisco Feijóo Gómez asesinó a su padre, Elías Feijóo, de 88 años e impedido, en una habitación del Hostal de la Virgen de Os Milagros de un disparo de pistola. Tras el crimen, se suicidó.

Asimismo, se denunciaron cinco delitos sexuales, de los cuales uno fue una agresión con penetración en la ciudad. Una joven que fue violada por un hombre que se empeñó en acompañarla a casa. También hubo más delitos de lesiones y riñas tumultuarias.

Por contra, se denunciaron menos robos con violencia e intimidiación (-15,2%) y bajaron las sustracciones perpetradas en domicilios y locales comerciales (-14,45)

En total, las fuerzas de seguridad contabilizaron 1.784 infracciones penales (869 en la ciudad) en los tres primeros meses del año, un 1,8% menos que un año antes. Es decir, una media de 19,8 delitos al día. La tasa de criminalidad actualmente está en las 23,5 infracciones por 1.000 habitantes. Precisamente, este es el dato que invocan de continuo los responsables de las fuerzas de seguridad y el propio subdelegado del Gobierno, Roberto Castro, para decir que "Ourense es una de la provincias más seguras de España".

En Galicia, se cometieron en los tres primeros meses del año un total de 17.506 infracciones penales, 34 menos que en el mismo periodo del año anterior: una media de 27,4 por cada 1.000 habitantes, "casi 16 puntos por debajo" del cómputo estatal, valoró ayer el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva.

Por provincias, Lugo (20,9 infracciones penales por cada 1.000 habitantes) y Pontevedra (29) registran pequeños descensos, mientras que A Coruña (29) experimenta un "leve aumento" y Ourense (23,5) mantiene "la misma tasa que en 2016".

En cuanto a las tipologías de los delitos registrados se pasó de dos a cinco homicidios y se contabilizaron dos secuestros, pero descienden de manera notable los robos en sus distintas categorías.

Villanueva celebró el descenso en este tipo de delitos "que preocupan a la población" porque condicionan su forma de vivir y afectan a su "ámbito más cercano" o incluso a su hogar. Asimismo, el delegado del Gobierno se mostró especialmente preocupado con los robos registrados en casas aisladas del medio rural, por lo que se congratuló de la detención de varias bandas en los últimos meses.. También valoró la incidencia de los delitos informáticos en la Comunidad, que aumentan "aparejados al incremento de la actividad en internet de la población".

Precisamente, el Sindicato Unificado de Policía alertó de la escasa formación y medios para luchar contra la ciberdelincuencia. El secretario gallego, Roberto González, valoró los datos positivos en aquellos lugares en los que actúa la Policía Nacional "a pesar del importante déficit de personal que sufren la comisarías gallegas, con unas 600 vacantes en toda la comunidad ".