CIUDAD

Faílde retorna a Montealegre con cuatro esculturas

Vázquez ha propuesto que el artista dé nombre al auditorio del espacio, donde tuvo una cantera

Miguel Ángel Faílde, Belén Iglesias y Jesús Vázquez, durante la visita al parque botánico.
Miguel Ángel Faílde, Belén Iglesias y Jesús Vázquez, durante la visita al parque botánico.
Faílde retorna a Montealegre con cuatro esculturas

 Miguel Ángel Faílde, hijo del maestro escultor ourensano Antonio Faílde, ha cedido al Concello otras cuatro piezas más de la colección de obras de su padre, sumándose a las dos esculturas que desde hace mes custodian la entrada a la casa consistorial. 

Un crucero, una plancha gremial, una figura masculina y un busto lucen desde ayer en el parque botánico de Montealegre, un espacio simbólico para Antonio Faílde, toda vez que allí tuvo una cantera en la que concentró gran parte de su producción artística. 

Su hijo visitó el entorno de Montealegre en compañía de la concelleira de Cultura, Belén Iglesia y del alcalde, Jesús Vázquez. Este último quiso agradecer de nuevo al hijo del artista "o seu xesto de infinita xenerosidade ao poñer a disposición da cidadanía de Ourense unhas pezas que contribúen a poñer en valor e a visibilizar a figura e o legado artístico do seu pai, Antonio Faílde".

Vázquez Abad aprovechó la ocasión para plantear al hijo del maestro escultor la propuesta de bautizar el auditorio de Montealegre -en cuyo entorno se encuentran integradas las figuras de piedra- con el nombre de su padre, pasando a llamarse Auditorio Antón Faílde. Al gesto, Miguel Ángel Faílde, que quedó "muy contento con el resultado" de la cesión de las obras, respondió: " Todo lo que sea honrar la memoria de mi padre, a mí me encanta".

Otros ejemplos de cesión
La elección de la familia Faílde de ceder en comodato piezas de la colección particular del escultor no es un caso aislado. Las dependencias municipales acogen también, como cesión o donación, obras de Manuel Prego de Oliver, Julio Prieto Nespereira, Xaime Quessada o Julio Tizón.