URBANISMO

La indemnización por el solar de la residencia de As Lagoas aumenta

El TSXG acepta el complemento que pedía la empresa, y la expropiación supera ya los 200.000 euros

La indemnización por el solar de la residencia de As Lagoas aumenta

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) decidió, en una sentencia publicada el pasado mes de julio, aumentar la indemnización a la que tendrá derecho la empresa propietaria del solar en el que se asienta actualmente la residencia universitaria, en el barrio de As Lagoas. 

El TSXG aprueba un complemento de 38.293 euros en la cantidad a percibir por los afectados por la expropiación, que se realizó en el año 1996, al considerar este tribunal que parte del terreno tenía aprovechamiento urbano, tal  y como siempre pidieron los demandantes, y no de carácter rural, como se realizó en un principio. 


La indemnización, ya dictada por una sentencia del pasado mes de abril, ascendía a 164.000 euros, frente a los 9.000 que había fijado el Jurado de Expropiación de Galicia. Ahora, con el nuevo complemento, será de 202.000 euros, más intereses, y la empresa pedirá la ejecución provisional –es decir, que se le pueda pagar ya–, pese a que ya han anunciado que recurrirá al Tribunal Supremo para pedir una indemnización mayor  


 La indemnización solicitada y parcialmente concedida responde al tiempo transcurrido entre la ocupacion física del suelo (año 1996), que fue puesto a disposición de la Universidad de Vigo para construir la Residencia, y el momento en que la empresa, que nunca perdió la edificabilidad de estos terrenos, pudo hacerla efectiva sobre un solar contemplado en el proyecto de compensación de 2013.

El abogado de los demandantes, Antonio Feijóo Miranda, explica que "habían valorado la indemnización considerando como único rendimiento del suelo el de un patatal,  a pesar de que ha sido destinado a una construcción y explotación hotelera". 

El complemento ahora aprobado se corresponde al ajuste del pago del IBI, ya que el Concello "cobraba el IBI como urbano y pagaba la expropiación como un patatal", añade.