EN LA CIUDAD

Mupis vacíos o deteriorados siguen esperando soluciones

La concesionaria, PM Trans Europe, mantiene en mal estado numerosos soportes publicitarios

Pintada en el marco de uno de los soportes
Pintada en el marco de uno de los soportes
Mupis vacíos o deteriorados siguen esperando soluciones

El estado del mobiliario urbano destinado a la publicidad callejera en el Concello de Ourense, gestionado desde hace tres meses por la empresa PM Trans Europe, englobada en el Grupo Promedios, no termina de ser el adecuado, pese a que el contrato firmado con el Ayuntamiento dejaba claro que la adjudicataria debía hacerse cargo del mantenimiento en los dos meses siguientes a la adjudicación del servicio, algo que sucedió el 6 de octubre, para tenerlos "en una perfecta conservación".

Sin embargo, cualquier ciudadano que pasee por la ciudad se encontrará algún mupi o panel informativo con desperfectos o falto de conservación, llegando a estar alguno de ellos, como uno de la avenida de Zamora, totalmente roto. Una constante que se puede observar es que muchos de los soportes están vacíos de contenido, aunque en otros la empresa ha colocado un cartel en el que se publicita a sí misma para captar anunciantes.

Por otro lado, son habituales las pintadas en los marcos donde se colocan los anuncios, algunas de ellas tapando parte del contenido que se quiere exponer, contribuyendo a aumentar el "feísmo" en zonas muy concurridas de la ciudad. A esto ayuda también el estado en que se encuentra, por ejemplo, el reloj-termómetro de la Alameda, en el que la empresa sí actuó para cambiar el diseño de los grafismos, con una luz roja tenue en la actualidad, pero con el poste repleto de pegatinas y con una cartulina blanca en el espacio destinado a publicidad.

Asimismo, la falta de mantenimiento afecta también a los depósitos de pilas usadas que muchos de los soportes tienen en la parte inferior. Además de que se repiten la práctica de las pintadas, algunos, como el de la confluencia entre Valle Inclán y Ramón Cabanillas, tienen rota la zona donde se deberían guardar las pilas, lo que hace inútil su presencia.

La concesionaria tiene pendiente, además, la instalación de cuatro soportes digitales, en el Parque de San Lázaro, Posío, Ervedelo y barrio de A Ponte.

Desde el Concello, consultados por este periódico, no se han pronunciado sobre el estado en el que se encuentran los mupis.